eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

La directora de Telva asegura que defienden a la mujer "sin pintarnos protestas en el pecho"

- PUBLICIDAD -
La directora de Telva asegura que defienden a la mujer "sin pintarnos protestas en el pecho"

La directora de Telva asegura que defienden a la mujer "sin pintarnos protestas en el pecho"

Medio siglo siendo el espejo de la población femenina en España. Ese es el tiempo que Telva lleva acompañando a la mujer en lo que su directora, Olga Ruiz, califica de un "feminismo calmado", que siempre ha defendido sus derechos sin tener que "pintarse en el pecho desnudo sus reivindicaciones".

En una entrevista con EFE, Ruiz (1965) asegura que el hecho de que Telva continúe siendo un referente cuando cumple 50 años en los quioscos sólo se consigue trabajando con pasión, ambición y coherencia.

Rechaza la idea de aquellos que consideran que las revistas femeninas venden una imagen superflua de la mujer y los invita a leer la revista que dirige desde hace casi tres años, en la que sólo tiene cabida un tipo de periodismo: "el riguroso, contrastado y bien contado".

PREGUNTA: Telva celebra su 50 aniversario este mes ¿Qué supone este hito para una publicación de estas características en España?

RESPUESTA: Efectivamente, son muy pocos los medios que llegan a los 50: algunos periódicos de provincias, la revista Hola, el ABC... Llegar a los 50 y continuar siendo un referente es algo extraordinario que sólo es posible trabajando con pasión, con ambición y con coherencia con lo que eres y lo que representas. Si pierdes la identidad, "estás perdido".

P: Cuando nació Telva, la mujer tenía un papel en la sociedad más limitado que ha ido evolucionando con el paso del tiempo. ¿Ha sido Telva un espejo de esos avances?

R: En muchas ocasiones ha sido un espejo y en muchísimas más ha sido la locomotora que ha tirado de sus cientos de miles de lectoras para animarlas a mirar lejos, a estudiar, a prepararse, a estar informadas. Hace poco me decían que lo mejor que ha dado España en los últimos 50 años es la mujer española y me gusta pensar que Telva la ha acompañado en ese viaje.

P: Al estudiar Historia del Periodismo los referentes son de prensa escrita pues a través de ellos se puede analizar cómo evoluciona una sociedad. ¿Cree que Telva podría ser una de esas fuentes para elaborar una historia del feminismo en España?

R: Sin duda, de un feminismo calmado, que siempre ha defendido e impulsado los derechos de la mujer sin necesidad de incurrir en cuotas o pintarse en el pecho desnudo sus reivindicaciones. Cuando nació Telva las mujeres en España no podían abrir una cuenta corriente sin la autorización expresa de su padre o de su marido. En nuestros reportajes actuales seguimos incidiendo en que las mujeres seguimos cobrando menos que los hombres en el mismo puesto de trabajo, que la conciliación sigue siendo un tema a resolver y que el paro nos afecta más y más duramente.

P: ¿Ha experimentado Telva un aumento de ventas al ir adquiriendo las mujeres cada vez más protagonismo en España?

R: En 2006 alcanzó los 200.000 ejemplares de venta en kiosco, una cifra que ninguna revista femenina de alta gama había alcanzado jamás. En torno a esos años -2007, 2008- el número de mujeres que ocupaban puestos directivos en España estaba en torno al 20 %. Desgraciadamente, la crisis ha reducido sustancialmente ese porcentaje. Aun así, todos nuestros estudios demuestran que nuestra lectora es la más cualificada y preparada de las lectoras de mensuales femeninas.

P: ¿Qué balance hace de sus casi tres años al frente de la publicación?

R: Mi llegada coincidió con el momento más complicado de la crisis económica pero eso no nos amedrentó. Fuimos la primera revista femenina en sacar una aplicación nativa para IPad hace más de 2 años. A nuestros reconocidos Premios Telva de Moda y Belleza, añadimos los Premios Telva a las Artes, las Ciencias y el Deporte (...) Hemos sacado Telva a la calle con un maravilloso desfile en la Plaza de Colón, abierto a la ciudadanía de Madrid. Pero también hemos querido llegar a Valencia, a Barcelona o a Sevilla con ambiciosos reportajes que hemos expuesto en las vías más transitadas de estas ciudades. Y muy importante, hemos seguido manteniendo el liderazgo en kiosco.

P: ¿Qué opina de quien considera que las revistas femeninas venden una imagen superflua de la mujer?

R: Simplemente les invitaría a leer Telva. Estoy segura de que cambiarían de opinión. En primer lugar porque tenemos una visión del mundo de 360 grados; no existe personaje destacado, sea del ámbito que sea, que no haya pasado por nuestras páginas. Y en segundo lugar, porque sólo entendemos un tipo de periodismo, el que es riguroso, contrastado y bien contado.

P: ¿Cuál es el estado de salud de las revistas en España?

R: Depende de los sectores. Afortunadamente, el sector de las revistas femeninas de alta gama se ha visto afectado por la crisis más tarde y con menos virulencia que en otros. De todas maneras, siempre se ha dicho que el mercado publicitario es extremadamente sensible a la economía. Es de los primeros que se contrae ante una situación de crisis pero también de los primeros que experimenta crecimiento ante los primeros signos de mejora.

P: ¿Aún hay sitio para las revistas de papel?

R: Sin duda. Se trata de un periodismo extremadamente cuidado tanto en las fotos como en los textos y que necesita un tiempo de elaboración; donde la actualidad es importante pero no excluyente, y donde el punto de vista es tan vital como la calidad.

P: ¿Cómo ve la situación actual del periodismo? ¿Hacia dónde cree que van los medios?

R: A nuestra generación le toca hacer el cambio de los soportes tradicionales a los digitales y no somos nativos digitales. Unos medios necesitan hacer este cambio con máxima celeridad, y otros como es el caso de Telva no, ya que estoy segura de que ambos soportes pueden convivir durante mucho tiempo. Ojalá tengan razón los que auguran una nueva Edad de Oro del periodismo.

P: ¿Estaría a favor de que los medios digitales fueran de pago como ocurre en muchas cabeceras en Estados Unidos?

R: No existe otra salida, o al menos yo no la veo, que pagar una pequeña cantidad por tener acceso a información y opinión, siempre que estas sean de calidad. Contar con los mejores periodistas, fotógrafos, realizadores de vídeo no es en absoluto barato pero es el signo diferenciador entre un medio competitivo, capaz de llegar a todas partes, y un blog, por ejemplo.

P: ¿Qué medio prefiere?

R: Desde qué me levanto hasta que llego al trabajo escucho la radio. Si un día no lo hago me siento desinformada. Muy pocas veces conduzco en silencio. A diario hojeo los periódicos y me reservo para el fin de semana los reportajes largos y los artículos de opinión que no me ha dado tiempo a leer. En fin, para lo que tengo menos tiempo es para la televisión. Y también menos paciencia.

P: Parece que el periodismo en España atraviesa sus horas más bajas en cuanto a valoración por parte de la ciudadanía ¿a qué cree que se debe?

R: Recuerdo ese barómetro del CIS. Creo que los periodistas éramos la profesión peor valorada junto con los jueces... Quizás haya demasiados opinadores, demasiados expertos que no son tales, demasiado intrusismo, demasiado programa espectáculo. Y por otra parte creo que es necesario recuperar el verdadero sentido del periodismo. Los periodistas no debemos convertirnos en meros altavoces, ni de los políticos, ni de los empresarios, ni de los personajes del corazón.

P: ¿Por qué a la mujer le cuesta tanto alcanzar puestos de dirección?

R: Como dije antes, la conciliación no está resuelta. Pero además existe una visión cortoplacista a la hora de contratar a mujeres para puestos directivos, miedo a que se queden embarazadas y cojan su baja de maternidad. Es un miedo atávico e inexplicable, porque qué significan 4, 8, 12 meses en la larguísima vida laboral de una persona. Y también las mujeres tenemos algo de culpa porque la mayoría de la veces seguimos confundiendo los términos colaborar y compartir. Mi marido no colabora en las tareas de la casa o en la educación y cuidado de nuestros hijos, sino que comparte esas tareas conmigo.

P: ¿Alguna vez en el trabajo se ha sentido discriminada por ser mujer?

R: Francamente, nunca me he sentido discriminada. Es cierto que he tenido que trabajar mucho para llegar aquí pero no necesariamente más que un hombre. También es cierto que tengo la fortuna de trabajar en un sector privilegiado en ese aspecto y no es lo habitual.

P: Directora de la revista femenina de mayor tirada en España, casada y madre de dos hijos ¿cómo concilia vida profesional y laboral?

R: Como puedo entre semana. Pero los fines de semana intento dedicarlos exclusivamente a mi familia.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha