eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

El documentalista Marcos Caruncho ve gravísimo el mensaje medioambiental del fallo del Prestige

- PUBLICIDAD -
La asociación ecologista Arco Iris recurrirá en casación la sentencia del Prestige

La asociación ecologista Arco Iris recurrirá en casación la sentencia del Prestige

El documentalista gallego Marcos Caruncho ha considerado hoy "gravísimo" el mensaje medioambiental aparejado a la sentencia sobre la marea negra derivada del hundimiento del petrolero Prestige, hace ahora 11 años, porque implica la "impunidad" para actos de contaminación marítima.

Caruncho, natural de Ferrol, que participó activamente y durante un largo periodo en las tareas de recogida del fuel en el litoral gallego, ha estimado en una conversación telefónica con Efe que la decisión judicial "deja impunes los delitos medioambientales".

En ese sentido, este profesional, que en su momento se encargó de un trabajo audiovisual sobre la tragedia, ha dicho que la sentencia abre perspectivas para considerar que "no sea delito envenenar a unos cuantos lobos o nutrias, o poner en el monte lazos" o trampas para atrapar animales.

Ha expresado su esperanza de que haya recursos judiciales contra esa resolución, ha lamentado que las autoridades decidiesen "por no fastidiar una ría, fastidiar toda una costa" y ha señalado que todavía se desconocen los nombres de los expertos que aconsejaron al Gobierno dar la orden de alejar de la costa el buque, con una vía de agua, y "llevarlo a pasear por el Atlántico en noviembre".

Caruncho, documentalista especializado en temas medioambientales desde hace tres décadas, entre ellos los siniestros de los petroleros Urquiola (1976) y Mar Egeo (1992), así como el accidente del buque Casón (1987) cargado con productos químicos, fue operado de cáncer en marzo pasado y se encuentra actualmente recuperándose de esa enfermedad.

Ha lamentado que las autoridades no hayan emprendido un estudio epidemiológico exhaustivo sobre la incidencia en la salud de las personas que, como él, acudieron a limpiar las playas y zonas costeras de "chapapote" de la marea negra.

"Dos oncólogos han hecho constar en su expediente que fui voluntario en la recogida del fuel", dijo; observó que es "anómalo" que a sus 45 años tenga un cáncer tan agresivo, y reconoció que es "difícil atribuirlo" al contacto con el fuel, porque hay otros factores que pueden haber incidido "lógicamente" y lo contrario sería crear alarma social.

Sin embargo, ha insistido en la necesidad de un estudio para "saber el aumento de la incidencia de enfermedades respiratorias, cánceres y otras atribuibles al contacto con sustancias contaminantes" entre los voluntarios del Prestige. Xavier Barros.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha