eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

Con la economía como eje, las acusaciones marcan la campaña del "brexit"

- PUBLICIDAD -
Con la economía como eje, las acusaciones marcan la campaña del "brexit"

Con la economía como eje, las acusaciones marcan la campaña del "brexit"

Con la economía como eje, la campaña del referéndum de la UE está marcada hoy por un cruce de acusaciones entre los dos grupos -a favor y en contra de la permanencia-, después de que el primer ministro británico, David Cameron, criticase el "brexit" por jugar con la estabilidad del Reino Unido.

A sólo siete días del plebiscito que decidirá el futuro del Reino Unido en la UE, Cameron volvió a centrarse hoy en los riesgos que la salida tendría para la economía, un asunto que le rindió frutos en las encuestas cuando empezó la campaña el pasado 15 de abril.

Ante estas advertencias y las de ayer del ministro británico de Economía, George Osborne, sobre ajustes presupuestarios si hay "brexit", cuatro destacados políticos "tories" partidarios de la salida les acusaron de "alarmismo ridículo", fruto de la "desesperación".

En una campaña cada vez más intensa y cuando los expertos en sondeos hablan de un resultado igualado, Cameron publicó hoy un artículo en el diario "The Times" en el que pide a los votantes que no "arriesguen" el futuro y la estabilidad económica.

Titulado "Somos más fuertes dentro y lo arriesgamos todo si votamos por salir", el líder conservador afirma que el grupo que apoya el "brexit" "está empeñado en hacer rodar el dado" al apostar por un "juego peligroso" con fines políticos.

Cameron, que hoy continuará la campaña visitando el Peñón de Gibraltar, implora a los votantes que no arriesguen su trabajo, ni su nivel de vida, ni el futuro de las futuras generaciones, porque -afirma- la salida traerá consigo una "década de incertidumbre".

Al argumentar su posición, el político "tory" subraya que el mercado único es una "fuente de fortaleza", mientras que el Reino Unido disfruta de una relación especial al no tener al euro como divisa y estar fuera de la zona Schengen, sin control fronterizo.

Por su parte, cuatro pesos pesados del Partido Conservador, Iain Duncan Smith y Michael Howard (antiguos líderes) y Nigel Lawson y Norman Lamont (exministros de Economía) criticaron en los términos más enérgicos la advertencia de Osborne de que aplicará un presupuesto de emergencia, con aumento de impuestos y recortes del gasto, si los británicos votan por salir de la UE el 23 de junio.

Según los cuatro, "ningún ministro de Economía responsable" puede "proponer seriamente" un presupuesto con ajustes y acusan a la campaña a favor de la permanencia en la UE de incentivar un debate económico "deshonesto" al no aportar análisis "justos y "equilibrados" sobre lo que puede pasar si el país sale del bloque.

Estos políticos, del ala derecha de la formación, acusan a Cameron y a Osborne de querer "asustar" al electorado.

Sin embargo, el primer ministro vislumbra una desaceleración económica si hay "brexit", con una caída de la libra y una recesión.

Pero del otro lado de la campaña, Duncan Smith, Howard, Lawson y Lamont defienden que el país se beneficiará porque es la quinta economía del mundo y tiene un importante centro financiero.

El cruce de acusaciones llegó incluso hoy a la sede del Banco de Inglaterra, cuyo gobernador, el canadiense Mark Carney se vio obligado a contestar por carta al director de la campaña "Vote por salir", Bernard Jenkin, después de que éste se quejara por la intervención del banquero en el debate sobre el referéndum.

Según Jenkin, Carney se ha equivocado al decir en las últimas semanas que el "brexit" provocaría un "choque" en la economía y que el país podría sumirse en una "recesión técnica" (dos trimestres consecutivos de crecimiento económico negativo).

El gobernador contestó insistiendo en que sus comentarios se han limitado a explicar desde el punto de vista técnico y como responsable del banco lo que puede ocurrir si el Reino Unido abandona la UE.

Carney dijo que no tiene intención de hacer conocer su opinión personal sobre el referéndum, más allá "del anonimato que da la urna cuando me una a millones de otros a depositar mi voto", pues como canadiense residente en el Reino Unido tiene derecho a votar.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha