eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

Las elecciones legislativas en Bielorrusia transcurren con el boicot opositor

- PUBLICIDAD -
Las elecciones legislativas en Bielorrusia transcurren con el boicot opositor

Las elecciones legislativas en Bielorrusia transcurren con el boicot opositor

Bielorrusia celebra hoy elecciones legislativas con el boicot de la mayoría de la oposición, que retiró al menos a dos tercios de sus candidatos ante la imposibilidad de competir con los oficialistas del presidente Alexandr Lukashenko.

Un total de 293 candidatos aspiran a obtener los 110 escaños en el Parlamento, de los que solo hay 26 candidatos opositores de los izquierdistas "El mundo justo", socialdemócratas "Gramada" y el movimiento civil "Di la verdad".

"Las elecciones en Bielorrusia transcurren con tranquilidad y prudencia pese a los intentos de algunos partidos de desacreditar la campaña electoral", dijo a Efe el secretario de la Comisión Electoral Central (CEC) bielorrusa, Nikolái Lozovik.

Al mismo tiempo, Lidia Yermoshina, jefa de la CEC, se mostró convencida en una rueda de prensa de que no habrá segunda vuelta en estos comicios al igual que durante los anteriores, cuando la participación superó el 50 %.

"Las elecciones se celebran para el pueblo de Bielorrusia y no para Occidente. Lo que marque el pueblo en las cabinas de votación es lo que va a ser el futuro", declaró Lukashenko, en el poder desde 1994, al depositar su papeleta en la urna.

Según los datos de la CEC, un 26 % de los siete millones de votantes inscritos en las listas electorales ejercieron su derecho al sufragio por adelantado.

Asimismo, poco menos de un 2 % acudió en las primeras dos horas de la votación a las urnas en los 6.305 colegios electorales de la antigua república soviética dominada por Lukashenko, considerado el último dictador de Europa.

El Partido Cívico Unificado y el Frente Popular de Bielorrusia retiraron en el último momento a sus 65 candidatos a la cámara de representantes del Parlamento en el marco de la campaña "Elecciones limpias sin Lukashenko".

La oposición considera que carece de sentido participar en los comicios de hoy después de lo ocurrido en las presidenciales de 2010, tras las cuales centenares de opositores fueron detenidos y varios candidatos presidenciales encarcelados.

"Las elecciones no son ni limpias ni justas. Será una especie de voto de censura a (el presidente, Alexandr) Lukashenko. En los anteriores comicios legislativos de 2008 la oposición no obtuvo ningún acta de diputado", aseguró Anatoli Lebedkó, veterano dirigente opositor.

El político recuerda que menos del uno por ciento de miembros de las comisiones electorales son opositores, y que los medios de comunicación han censurado las intervenciones de los líderes de la oposición durante la campaña.

Con anterioridad, Lebedkó denunció que a los universitarios les prometían días libres en caso de que votaran por adelantado, de lo contrario les amenazaban con dejarles sin plaza en los albergues, y algo similar ocurría con los trabajadores de las fábricas estatales, pensionistas e inválidos.

"En cierta forma es verdad que la oposición ha tenido menos posibilidades en la campaña electoral. Pero eso solo porque no se dedicaron a la promoción política de sus partidos sino a llamar a boicotear las elecciones", dijo Lozovik.

Explicó la poca presencia de opositores en las comisiones electorales por la falta de recursos humanos entre las filas de los disconformes.

"Representan solo a sus partidos, mientras los oficialistas representan a los sindicatos y al pueblo... Mucho tiempo antes de que arrancasen estas elecciones algunos partidos declararon que su meta principal es mostrar que estas elecciones no son justas", señaló.

Agregó que los opositores no buscan luchar por el poder sino desacreditar la campaña electoral.

Las formaciones opositoras han denunciado numerosas irregularidades durante la campaña electoral, algo que representantes de la CEC niegan rotundamente alegando que la legislación electoral actual es "mucho más liberal" que antes.

Según la CEC, a día de hoy las formaciones opositoras tienen derecho a concurrir a los comicios en las regiones donde ni siquiera tienen representación y proponer a personas que no formen parte del partido.

Sin embargo, según la agencia rusa Interfax, de los 110 distritos electorales, 16 no cuentan con alternativa a los oficialistas.

Alrededor de 16.000 observadores nacionales y 350 de la Comunidad de Estados Independientes formada por las antiguas repúblicas soviéticas, vigilan el proceso electoral.

Además, participan 260 observadores de la Oficina para las Instituciones Democráticas y los Derechos Humanos de la Organización para la Seguridad y la Cooperación en Europa (OSCE) y 74 miembros de la Asamblea Parlamentaria de la OSCE.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha