eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

El elevado número de indecisos añade incertidumbre a las elecciones lusas

- PUBLICIDAD -
El elevado número de indecisos añade incertidumbre a las elecciones lusas

El elevado número de indecisos añade incertidumbre a las elecciones lusas

La cita de Portugal con las urnas el próximo domingo para elegir Gobierno está rodeada de incertidumbre por el elevado número de indecisos que reflejan las encuestas, cuya participación puede ser decisiva dada la reñida lucha entre conservadores y socialistas.

A cuatro días de esos comicios el último estudio de opinión diario publicado hoy cifra el número de indecisos en el 21,4 %, mientras que otro sondeo similar divulgado este martes por la cadena de televisión estatal RTP aumentaba el porcentaje hasta el 27 %.

La alta tasa de electores que dudan sobre el sentido de su voto se antoja clave por los resultados de las encuestas, que apuntan a un empate técnico entre el actual primer ministro, Pedro Passos Coelho, y el candidato socialista, António Costa.

Los estudios de opinión diarios -útiles sobre todo para observar las tendencias- reflejan un crecimiento sostenido de los conservadores frente a la caída del principal grupo de la oposición.

En las encuestas semanales, más fiables para prever las intenciones de voto, los dos oscilan entre el 35 y el 37 %.

Las otras dos fuerzas con presencia en el Parlamento, el Partido Comunista (PCP) y el marxista Bloque de Izquierda (BE, en sus siglas en portugués), se mantienen en torno al 10 y el 5 %, respectivamente, por lo que no tienen opciones de gobernar.

Diferentes expertos y analistas lusos coincidieron hoy en subrayar que, previsiblemente, la mayoría de indecisos optarán por la abstención, aunque dada las escasas diferencias entre Passos Coelho y Costa, los últimos días de campaña serán fundamentales para inclinar la balanza.

"Aún no lo decidí", reconoció en declaraciones a Efe Henrique Neves, propietario de un kiosko en pleno centro de Lisboa, quien mostró su intención de ejercer su derecho a voto.

"No es fácil (elegir), es complicado. Los partidos sólo velan por sus intereses, no por los intereses del pueblo", lamentó.

El comerciante se mostró a favor de un cambio en el Gobierno después de una legislatura marcada por la austeridad que hizo caer hasta niveles históricos el consumo interno, aunque la incipiente recuperación económica hizo mejorar ése y otros indicadores.

"A ver si mejoramos, que la vida está muy difícil. Las personas no tienen poder monetario (...) y entonces no compran. Y si no compran, yo no vendo, es un ciclo", explicó.

Más dudas todavía tiene María Eunice, quien trabaja de operadora en la capital lusa y que acudirá a las urnas.

"Votar voto siempre, pero aún no lo decidí (...) Las cosas cada día que pasa están peor", resumió.

El número de indecisos llegó a superar el 40 % en uno de los estudios de opinión diarios publicados por la RTP, aunque actualmente se encuentra estabilizado.

En Portugal, especialistas y tertulianos se afanan en identificar a este numeroso grupo de electores, que incluye desde jóvenes que acuden por primera vez a las urnas hasta personas de izquierda que dudan entre un voto útil o dar su papeleta a opciones más radicales.

Desde la candidatura socialista ya apelaron directamente al voto útil para intentar remontar en las encuestas y lograr la victoria.

"Hombres y mujeres de izquierda, voten a quien puede expulsar a la derecha. Votar el día 4 al PCP o al BE es votar a la coalición de derecha, no es patriótico ni de izquierda", argumentó a través de las redes sociales la diputada socialista Isabel Moreira.

Comunistas y marxistas, por su parte, acusan a António Costa de ser un candidato próximo a la derecha y recuerdan que fue su partido el que acabó pidiendo el rescate financiero, en 2011, aunque fuera contra la voluntad de su líder de entonces, el ex primer ministro José Sócrates.

En este contexto, se augura improbable un eventual apoyo de alguna de esas dos formaciones al Partido Socialista para formar Ejecutivo si no obtiene mayoría absoluta.

Tampoco la alianza conservadora encabezada por Passos Coelho tiene a priori opciones de pactar con ninguna de esta fuerzas, por lo que la posibilidad de un Gobierno en minoría es uno de los escenarios previstos por los analistas, que especulan incluso con un hipotético ejecutivo de concentración entre los dos grandes partidos.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha