eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

El enviado de la ONU pide nuevos alto el fuego en Siria para alentar la negociación

- PUBLICIDAD -
El enviado de la ONU pide nuevos alto el fuego en Siria para alentar la negociación

El enviado de la ONU pide nuevos alto el fuego en Siria para alentar la negociación

El enviado especial de la ONU para Siria, Staffan de Mistura, instó hoy a nuevos alto el fuego en Siria para fomentar un proceso de paz que termine con el conflicto durante una visita a Damasco, tras su participación el viernes en la reunión internacional de Viena.

"Lo que necesitamos son algunos hechos sobre el terreno, algunos alto el fuego, algunas reducciones de la violencia", apuntó el mediador internacional Mistura según confirmó a Efe su portavoz.

En opinión del enviado especial de la ONU para Siria esos alto el fuego "supondrían una gran diferencia para dar la sensación al pueblo sirio de que el ambiente de Viena está produciendo un efecto en ellos".

El mediador hizo esas declaraciones antes de marcharse a última hora de la tarde de la capital siria en dirección a Beirut, tras culminar una jornada de contactos de la que no ha trascendido ningún detalle.

Los medios oficiales sirios no se han hecho eco de este segundo día de la visita del diplomático sueco-italiano, mientras que la fuente de la ONU rehusó ofrecer información al respecto.

De Mistura ha viajado al territorio sirio en un intento de impulsar una solución política a la contienda, que dura ya más de cuatro años, tras participar hace tres días en una reunión en Viena a la que acudieron los principales países implicados en la guerra, tanto partidarios como detractores del Gobierno de Damasco.

En dicho encuentro, al que no asistieron representantes sirios, los ministros de Exteriores de Estados como EEUU, Rusia, Turquía e Irán acordaron una serie de principios para relanzar un proceso político, auspiciado por la ONU, que lleve la paz a Siria.

Entre otros puntos, coincidieron en solicitar al organismo internacional que convoque a representantes del régimen y la oposición siria para iniciar dicho proceso, que debería conducir a la creación de un Ejecutivo, de inclusión y no sectario, con una nueva Constitución y elecciones libres y justas.

Por el momento se desconoce si los contactos de De Mistura durante su visita a Damasco han sido fructíferos para impulsar el fin de la violencia en Siria.

En principio, se esperaba que el viaje del diplomático sueco-italiano durara tres días y no dos, como ha sido finalmente, y que se reuniera con miembros de la oposición tolerada por las autoridades dentro de Siria.

Sin embargo, el presidente del Consejo de Coordinación Nacional (CCN), Hasan Abdelazim, cuya formación es la principal de la oposición política tolerada por el régimen, indicó a Efe por teléfono que no había mantenido ningún encuentro con De Mistura.

El enviado de la ONU se entrevistó el domingo con el titular sirio de Asuntos Exteriores, Walid al Mualem, quien calificó el comunicado final de Viena de poco preciso.

En ese sentido, Al Mualem lamentó que no se obligue a "los países conocidos por su apoyo al terrorismo a aplicar las resoluciones del Consejo de Seguridad de la ONU".

El Gobierno sirio acusa a Arabia Saudí, Catar, Turquía y Estados Unidos de respaldar a los "terroristas" que operan en su territorio.

Mientras De Mistura visitaba hoy Damasco, el ejército sirio, respaldado por la aviación rusa, continuó sus operaciones en distintas partes del país.

Un portavoz de las Fuerzas Armadas sirias anunció que los soldados mataron a 40 "terroristas" cerca de la ciudad monumental de Palmira (centro), controlada por el EI, informó la televisión oficial.

Los militares abatieron también a "decenas de terroristas" en las áreas de Rahum, Um Sharshuh, Al Rastan, Ganto y Telbisa, situadas en la provincia de Homs, al igual que Palmira.

Entretanto, en Alepo, en el norte del país, el ejército retomó el control de un área de 50 kilómetros cuadrados, donde se ubican varias localidades como Marin, Misherfeh, Hamidi, Dadin, Shlash y Jan Tuman, agregó el portavoz castrense.

La agencia de noticias estatal siria Sana apuntó que en las últimas veinticuatro horas la fuerza aérea de Rusia, en cooperación con la Siria, llevó a cabo 131 salidas en las que destruyó 237 objetivos "terroristas".

Los bombardeos tuvieron lugar en las provincias de Hama y Homs, en el centro; Latakia y Alepo, en el noroeste; Al Raqa, en el noreste, y las afueras de Damasco.

El pasado 30 de septiembre, Rusia inició una campaña de ataques aéreos en Siria, en la que es su primera intervención militar directa en el país árabe desde el comienzo del conflicto, que ha causado más de 250.000 muertos, según activistas.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha