eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

Mueren siete escoltas de un turista español en Pakistán tras un ataque de hombres armados

Francisco Javier Colorado Soriano se encuentra en el país pakistaní con motivo de su intento de dar la vuelta al mundo en bicicleta

Según el ministerio de Asuntos Exteriores, el ataque en la zona de Baluchistán tenía como objetivo secuestrar al español

Sin embargo, éste ha rechazado este extremo y asegura que han intentado asesinarle: "Me han tirado una granada"

- PUBLICIDAD -
Mueren 25 insurgentes en bombardeos del Ejército en Pakistán

Un militar paquistaní, montando guardia en un funeral

Hombres armados han matado este miércoles a siete escoltas que protegían al ciclista español Francisco Javier Colorado Soriano en la provincia de Baluchistán (oeste de Pakistán), ha informado la Policía.

El turista español, que ha resultado herido leve en la emboscada, "ha sido dado de alta" en el hospital donde permanecía ingresado tras haber sido objeto este miércoles de un intento de secuestro, ha informado a Europa Press una portavoz del Ministerio de Asuntos Exteriores y de Cooperación.

Este ciudadano español, que se encuentra dando la vuelta al mundo en bicicleta, no estaba registrado como residente en la Embajada de España en Islamabad y, según la información de Exteriores, se trata de "un turista" que fue "objeto de un intento de secuestro cuando hacía ciclismo en Baluchistán", una región calificada por el Gobierno español como "zona de alto riesgo especialmente desaconsejada".

"Han intentado asesinarme"

"No ha sido un intento de secuestro. Han tratado de asesinarme". Estas han sido las primeras palabras de Francisco Javier Colorado Soriano tras el ataque del que ha sido víctima este miércoles. En declaraciones a El País, Colorado rechaza la tesis de Exteriores, que apunta al motivo de lo ocurrido como un intento de secuestro.

"Me han tirado una granada. No creo que se secuestre a alguien así", ha revelado el español, que se encuentra dando la vuelta al mundo en bicicleta, lo que le ha llevado a Pakistán.

Colorado, que se ha trasladado en avión hasta Lahore, ha asegurado que no cambiará sus planes tras recibir el ataque y que continuará su viaje hacia la India.

Misma zona en la que murieron 24 personas

El secretario de Interior de la región paquistaní de Baluchistán, Asad ur Rehman Gailani, ha explicado que los milicianos abrieron fuego contra los guardias que escoltaban al ciclista español cuando se encontraban en la zona de Darin Garh, en el distrito de Mastung. En el tiroteo murió uno de los asaltantes, identificado como un ciudadano uzbeko.

Todos los heridos, incluido el español, fueron trasladados a un hospital de Mastung.

Las autoridades locales han pedido el despliegue de la Guardia de Fronteras y la Fuerza Antiterrorista para garantizar la seguridad. Tras el ataque, las fuerzas de seguridad paquistaníes han lanzado una operación en la zona de Darin Garh.

La Secretaría de Interior de Baluchistán ha indicado que dos helicópteros del Ejército están participando en una operación contra los milicianos que han atacado al turistas español y sus escoltas. En el marco de esa operación ha muerto otro guardia.

Este ataque llega después de que el martes murieran 24 personas en un atentado con bomba contra un autobús que trasladaba a peregrinos chiíes. Mastung está considerado como uno de los distritos más peligrosos de Baluchistán.

Una zona muy peligrosa

En las recomendaciones de viaje que Exteriores actualiza periódicamente en su página web, se describe a la provincia de Baluchistán como "una de las zonas más convulsas del país", en la que se registran "diariamente actos de violencia política y sectaria".

Desde que en 2009 fuera secuestrado en la capital, Quetta, el representante en Baluchistán del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados "se ha elevado considerablemente el riesgo de secuestro a ciudadanos occidentales, por lo que se desaconseja firmemente viajar, incluyendo las rutas terrestres que unen esta provincia con Irán y Afganistán", añade Exteriores en sus recomendaciones de viaje.

La Embajada española en Pakistán ha seguido la situación del ciudadano español desde el momento en que tuvo conocimiento del incidente y ha permanecido en contacto tanto con las autoridades estatales paquistaníes como con las locales, ha añadido la portavoz del departamento que dirige José Manuel García-Margallo. Los servicios consulares del Ministerio también están en contacto con el turista, según la misma fuente.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha