eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

Un estudio atribuye parte del éxito de Podemos a su "mensaje patriótico"

- PUBLICIDAD -

Un estudio presentado en el marco del XII Congreso Español de Sociología atribuye parte del éxito de Podemos a la asunción de "un mensaje patriótico" que, por distintas razones, había sido abandonado por los partidos tradicionales.

Antonia María Ruiz Jiménez, de la Universidad Pablo de Olavide de Sevilla ha expuesto a sus colegas, en el marco del congreso que se celebra en Gijón, el trabajo "El futuro de España como Estado. Sobre la identidad nacional española, los viejos y los nuevos partidos".

El estudio analiza los discursos políticos desde la transición y concluye que PP y PSOE han ido abandonando la apelación "afectiva" a la identidad nacional, para sustituirla por una referencia a España sólo en el plano político-administrativo.

"Cuando se habla de España, no se discute nada más que de cómo ha de ser la organización territorial del Estado", destaca Ruiz Jiménez, quien ironiza al asegurar que eso es tanto como si un hombre y una mujer discutieran sobre el rito adecuado para casarse sin haber decidido si quieren ser pareja.

El estudio constata la sensación sociológica de que el franquismo monopolizó el discurso del nacionalismo español y, por eso, PP y PSOE no recurren a apelaciones afectivas sobre la idea de España.

En el caso del PP para distanciarse de esa identificación con "la derecha" y, en el del PSOE, porque siempre se ha identificado con un concepto de España plural frente al Estado centralista.

"Patria" es una palabra desterrada del vocabulario político español, señala Ruiz Jiménez, que detalla que ese término fue recuperado por Pablo Iglesias en un discurso de febrero de 2015 -la pronunció en varias ocasiones- y que también Ciudadanos ha recurrido a ella.

Los autores de este trabajo creen que esas referencias de los dos nuevos partidos a la dimensión más afectiva de la identidad nacional -especialmente por parte de Podemos, ya que la izquierda se había distanciado aún más del nacionalismo español- conectan con una realidad que reflejan las encuestas del CIS.

Según esas encuestas, uno de cada tres ciudadanos no siente apego por España -es decir, contesta que se siente más miembro de su comunidad autónoma que español-.

No obstante, Ruiz Jiménez, destaca el hecho de que uno de cada cuatro diga sentirse sólo español o más español que de su comunidad, y que uno de cada dos se sienta igual de español que extremeño, pongamos por caso.

En ese campo es donde la socióloga entiende que hay hueco para el mensaje de Ciudadanos y, especialmente de Podemos.

En 2006 el Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS) preguntó por última vez: ¿Con quién cree usted que tiene más en común, con alguien de su comunidad autónoma pero distinta clase social, o con alguien del resto de España pero de su misma clase?

Las respuestas se situaron en una media del 60 por ciento -con Cataluña y Galicia en porcentajes muy similares- de predominio de quienes dijeron tener más cosas en común con los de su misma clase social que con la gente de su comunidad autónoma.

Ese potencial de la dimensión de clase, esa dinámica que existía previamente, es uno de los factores que el estudio concluye que han aprovechado los nuevos partidos, sobre todo Podemos, para cimentar su irrupción en el panorama político.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha