eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

Un estudio prevé más violencia en Colombia pero sin comprometer los diálogos de paz

- PUBLICIDAD -
Los combates entre el Ejército y las FARC causan 352 desplazados en Colombia

Los combates entre el Ejército y las FARC causan 352 desplazados en Colombia

La suspensión del alto el fuego unilateral de las FARC a raíz del bombardeo militar a uno de sus campamentos, que causó la muerte de 26 guerrilleros, recrudecerá el conflicto colombiano pero no afectará las negociaciones de paz en Cuba, según un estudio divulgado hoy.

"Esta crisis no compromete la continuidad de la negociación en sí", manifestó el Centro de Recursos para el Análisis de Conflictos (Cerac), una institución de investigación independiente especializada en el análisis de la violencia armada.

Los negociadores del Gobierno y de las FARC que desde hace treinta meses negocian en La Habana decidieron trabajar ayer por separado tras los incidentes de los últimos días en Colombia, pero dijeron que mañana regresarán a la mesa conjunta de negociación.

El Cerac añadió sin embargo que después del bombardeo al campamento del Frente 29 de las FARC en Guapi (Cauca), en el suroeste del país, que motivó la suspensión del alto el fuego unilateral de la guerrilla vigente desde el pasado 20 de diciembre, la situación de seguridad se puede deteriorar en el país.

"Esperamos un recrudecimiento del conflicto por parte de las FARC, en contra de objetivos de oportunidad: principalmente la infraestructura económica", agregó el estudio.

Otros ocho guerrilleros murieron ayer en una operación militar en una zona rural de Segovia, departamento de Antioquia (noroeste), mientras que un policía murió y dos más fueron heridos anoche en un atentado con una granada en Tumaco (Nariño), en el sudoeste, acción atribuida a las FARC.

Según el Cerac, el nivel del previsible recrudecimiento de la violencia puede determinar el impacto sobre la negociación de paz, pues "existe un riesgo menor, pero no despreciable, de acciones terroristas por parte de las columnas móviles de las FARC".

El estudio agrega que el incremento del riesgo es "diferenciado regionalmente y localizado; no es generalizado", en lo cual coincide con un informe divulgado el viernes por la Defensoría del Pueblo, según la cual su Sistema de Alertas Tempranas advirtió del peligro de acciones armadas de esa guerrilla en diez departamentos del país.

Los más vulnerables a los ataques de las FARC, según la Defensoría, son los departamentos de Antioquia (noroeste), Chocó (este), Cauca, Valle del Cauca y Nariño (suroeste), Arauca (este), Huila y Meta (centro), Caquetá y Putumayo (sur).

El Cerac reconoce que el cese del fuego de las FARC, que duró cinco meses, "dejó dividendos históricos" en términos de reducción de la violencia armada, que registró sus niveles más bajos desde 1984.

Pese a ello, agrega el documento, la presión de las FARC al Gobierno para que respondiera a su tregua con un alto el fuego bilateral antes de llegar a un acuerdo definitivo en las negociaciones en Cuba "demostró ser ineficaz".

"Esta nueva coyuntura crítica para el proceso, la tercera significativa, genera una oportunidad en tanto resalta la importancia de que el cese al fuego bilateral sea negociado y no impuesto", agrega.

A la luz de los últimos acontecimientos, el Cerac pronostica que el apoyo de la opinión pública colombiana al proceso "continuará deteriorándose", al tiempo que reitera su consideración de "irreversibilidad del proceso de negociación", sujeta a la magnitud de la violencia que se pueda presentar.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha