eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

El exasesor de Bildu niega que amenazara a hinchas de la Roja en una "bronquilla"

- PUBLICIDAD -
El exasesor de Bildu niega que amenazara a hinchas de la Roja en una "bronquilla"

El exasesor de Bildu niega que amenazara a hinchas de la Roja en una "bronquilla"

El exasesor de Bildu Juan José Ibazeta ha negado hoy, en un juicio contra él en la Audiencia Nacional, que amenazara a hinchas de la Roja cuando celebraban en San Sebastián el triunfo en la Eurocopa de fútbol y ha calificado los hechos de una simple "bronquilla" de las doce de la noche.

Ibazeta, que fue concejal en el Ayuntamiento de San Sebastián y en el momento de los hechos que se juzgan, ocurridos el 1 de julio pasado, secretario del alcalde, está acusado de un delito de amenazas terroristas y de una falta de maltrato.

El fiscal ha modificado su petición inicial y ha pedido para el exasesor de Bildu dos años y diez meses de cárcel, tres meses más que en sus conclusiones provisionales.

Por su parte, la defensa, que ha solicitado la absolución, no ha conseguido suspender la vista ni que se levantara la protección de tres testigos, a los que supuestamente amenazó el acusado la noche de los hechos.

El fiscal se ha opuesto a ese levantamiento y ha argumentado, entre otras cosas, la necesidad de protección en un momento en el que, según ha dicho basándose en informes del Ministerio del Interior, ETA puede volver a atentar.

Según ha explicado el fiscal en la exposición de los hechos, Ibazeta, acompañado de su mujer y otra persona, se encontró a medianoche a los hinchas en el casco viejo de San Sebastián y comenzó a increparles por llevar la bandera de España diciéndoles: "Venís aquí a provocar con la bandera española". "Iros de aquí, iros a España".

Ibazeta, "profunda y visiblemente irritado", les amenazó al grito de "voy a sacar la pistola y os voy a pegar dos tiros. Gora ETA militarra", a la vez que "simulaba una pistola con su mano y hacía el gesto y sonido de un disparo", poniendo a uno de ellos "la mano en la sien".

A uno de ellos, incluso, le arrojó a la espalda un plato de la terraza de un bar sin causarle lesión alguna y a otro, cuando ya se iban por la alameda del Boulevard, le dijo en euskera: "¿Tú serás de los que han andado por Francia cogiendo a los nuestros?", a lo que un acompañante del acusado añadió también en euskera: "Tú no te olvidarás de mi cara, pero yo de la tuya tampoco".

Durante la vista, se ha visionado un pequeño vídeo que los presuntos amenazados grabaron y que no recoge la totalidad del incidente, aunque sí el grito del acusado de "Gora ETA militarra", como ha constatado la perito.

Tras relatar lo que hizo durante toda la jornada, Ibazeta ha declarado que se dirigía ya a casa, "con la llave en la mano", y uno de los tres implicados en el incidente le llamó "gudari" y le hizo gestos para que se acercara.

Según su relato, mantuvieron una discusión en euskera y, aunque Ibazeta ha reconocido que el nivel de tensión fue alto, ha negado que les amenazara y que hubiera contacto físico. Se trató, según él, de una simple "bronquilla" de las doce de la noche a la que no dio "la mayor importancia".

Ibazeta, que no ha querido responder a las preguntas del fiscal, ha explicado que poco después de los hechos dimitió de secretario del alcalde donostiarra porque era "consciente" de que con ese cargo no era "correcto" mantener una "bronca".

Ha mostrado su extrañeza por el hecho de que las tres personas supuestamente amenazadas -dos hombres y una mujer- no pusieran denuncia tras los hechos y remitieran el vídeo que grabaron con un teléfono móvil a dos medios de comunicación.

Por todo ello, el acusado cree que el motivo de los ahora denunciantes pudo ser "político" y que seguramente sabían quién era y quisieron hacerle daño a él, a Bildu o al equipo de gobierno del Ayuntamiento de San Sebastián.

Los tres testigos protegidos, de los que finalmente el juez ha accedido a conocer solo su nombre, han coincidido en la versión del fiscal, han señalado que sintieron "miedo y desasosiego" cuando Ibazeta amenazó con sacar la "pipa" y que dieron credibilidad a los gestos y palabras del acusado.

Tras las declaraciones, el fiscal ha insistido en que se trata de un delito de amenazas terroristas, aunque ha descartado el de enaltecimiento, mientras que la defensa ha calificado los hechos de "insignificantes" y ha afirmado que en ningún momento "arrojaron peligrosidad".

Un incidente de escasa relevancia, hasta el punto, ha subrayado, que la Ertzaintza no inició diligencias de investigación y de que los supuestos amenazados no denunciaron los hechos de forma inmediata, según ha manifestado el letrado de la defensa en el juicio, que continuará mañana.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha