eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

Los exconsejeros encarcelados llaman a la unidad y a "no desfallecer" ante el Estado

- PUBLICIDAD -

Los ocho exconsejeros del Govern encarcelados han agradecido hoy, a través de mensajes enviados desde prisión y leídos por familiares o amigos, el apoyo ciudadano recibido, y han hecho un llamamiento a la unidad y a "no desfallecer" ante el Estado.

Al final de la manifestación de hoy en Barcelona convocada por las entidades soberanistas, que ha llenado por completo la calle Marina de Barcelona, familiares o amigos de los encarcelados se han leído mensajes transmitidos desde la prisión.

El exvicepresidente del Govern Oriol Junqueras ha dicho que los consejeros cesados son "cabezas de turco" del Estado para "advertir" a todos los independentistas de que "si no son sumisos y obedientes" les "arruinará" sus vidas.

"Nuestros sueños son sus pesadillas", ha asegurado en su carta Junqueras, quien ha añadido: "Somos la semilla de la república y si perseveramos saldremos adelante".

La mujer de Josep Rull ha leído un mensaje de su marido en el que ha subrayado: "Se equivocan quienes creen que pueden encarcelar la voluntad democrática de un pueblo. Somos el gobierno legítimo porque lo decidieron los catalanes".

"Vuestra unidad hoy, más que nunca, es vuestra fuerza", ha asegurado Rull, que ha llamado a "no desfallecer", mientras que el exconsejero de Asuntos Exteriores Raül Romeva ha insistido en pedir al independentismo que no caiga "en el odio o la venganza".

La hija de Jordi Turull ha leído una carta de su padre en la que el exportavoz del ejecutivo catalán ha sentenciado: "Nuestro cuerpo está en prisión, pero nuestro corazón y nuestro compromiso está con vosotros", y ha añadido: "Os pido y os imploro unidad. Nuestra división es la gran esperanza del Estado".

También se han leído muestras de agradecimiento de los líderes de la ANC y de Òmnium Cultural, Jordi Sánchez y Jordi Cuixart, que han asegurado: "Nos querían aislar y nos han unido aún más".

El exconsejero de Interior, Joaquim Forn, ha afirmado que "ahora no es hora de las diferencias", sino que "es momento de la máxima unidad", y ha pedido a la población que "defienda" los valores de Cataluña y sea "digna" de los mismos.

Las exconsejeras Dolors Bassa y Meritxell Borràs, que comparten celda en la cárcel y han escrito una carta de forma conjunta, han asegurado que su "esperanza" es que se hagan las cosas "bien hechas" y han defendido que quieren vivir en "un país modélico donde quepamos todos".

El exresponsable de Justicia Carles Mundó ha dicho que "las personas se pueden encarcelar, pero nadie puede encarcelar las ideas", y ha señalado que "la aspiración nacional de Cataluña es un asunto político" y que "los problemas políticos nunca se pueden resolver en los tribunales de justicia".

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha