eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

El festival de cine gay de Bilbao se solidariza con los homosexuales rusos

- PUBLICIDAD -
El festival de cine gay de Bilbao se solidariza con los homosexuales rusos

El festival de cine gay de Bilbao se solidariza con los homosexuales rusos

El Festival Internacional de Cine y Artes Escénicas Gay-Lesbo-Trans de Bilbao, Zinegoak, ha distinguido a su certamen "hermano" de San Petersburgo con su premio honorífico por su lucha en favor de los derechos de los homosexuales en Rusia ante las restricciones legales que el colectivo tiene en ese país.

La directora de "Bok o Bok (Side by side)", el festival internacional de cine lésbico, gay, bisexual y transexual de San Petersburgo, Tanya Shmankevich, recogerá hoy en Bilbao el galardón en la gala inaugural de la XI edición de Zinegoak, en la que se van a proyectar 85 películas.

Shmankevich ha dado una rueda de prensa en el Teatro Arriaga junto al director de Zinegoak, Pau Guillén, para hablar de la situación del colectivo de gays y lesbianas en Rusia tras las última ley aprobada en el país contra la propaganda homosexual y sobre la situación de su festival, que comenzó en 2008.

Guillén ha asegurado que el festival de San Petersburgo es la "cara visible" del movimiento gay en Rusia, pero que tras él hay "mucho trabajo" en apoyo de los derechos de este colectivo.

Shmankevich ha agradecido el reconocimiento del Zinegoak para seguir reivindicando la libertad de los homosexuales.

"Sería muy difícil si no supiéramos que hay mucha gente fuera que nos apoya", ha subrayado la directora ante las trabas impuestas en su país.

Además, ha explicado que con la nueva legislación impulsada por el presidente ruso, Vladímir Putin, han aumentado las dificultades para llevar a cabo el festival de cine gay porque no especifica qué es propaganda homosexual y por lo tanto, "cualquier cosa" puede considerarse ilegal.

Ha comentado que para eludir multas de gran cuantía, han tenido que tomar medidas como indicar en los catálogos del festival que es para mayores de 18 años y comprobar antes de cada sesión que todos los asistentes son mayores de edad.

Ha dicho que "ahora" también supone un trabajo "arduo" encontrar sedes para las proyecciones, porque algunas salas "tienen miedo" de ser sancionadas y algunos medios de comunicación rusos no se atreven a informar del festival porque no saben donde está el limite legal de lo que puede considerarse propaganda.

Shmankevich ha recordado que en la última edición del "Side by side" celebrada el pasado noviembre, tuvieron cinco avisos de bomba y que aún así, el público siguió asistiendo a las proyecciones, aunque en ocasiones tuvieran que esperar hasta dos horas para entrar en las salas.

"No sabemos hasta qué punto era por ver las películas o si en realidad se trataba más de una reivindicación", ha comentado.

A pesar de los últimos acontecimientos, se siente optimista de cara a la normalización del colectivo y ha asegurado que la imagen de "muchos" países europeos es "muy inspiradora", ya que hace 40 o 50 años tampoco estaban aceptadas socialmente las relaciones homosexuales y les sirven como "modelos a seguir".

La XI edición de Zinegoak se prolongará hasta el próximo 9 de febrero en Bilbao y en diferentes municipios vascos, con la proyección de 85 películas de más de treinta países.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha