eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

Un filme sin presupuesto, sin productora y sin guión

- PUBLICIDAD -
Un filme sin presupuesto, sin productora y sin guión

Un filme sin presupuesto, sin productora y sin guión

El director austríaco Daniel Hoesl (1982) vive en un piso compartido con menos de mil euros al mes procedentes de subsidios y, al presentar su primer largometraje, "Soldate Jannette", en el Festival de Sevilla ha asegurado que rueda sin presupuesto, porque "el dinero arruina el arte".

"El dinero nunca debe dictar el arte, el dinero arruina el arte y es vulgar; otras personas son pobres y mueren de hambre cada día porque yo soy rico, y lo sé; soy un loco social; soy un niño rico, pero tengo conciencia social", ha declarado Hoesl para añadir que su manera de hacer cine, sin una empresa productora, sin presupuesto y sin guión previo, es una actitud política.

El director ha explicado que primero efectúan las pruebas de selección de actores y, cuando los eligen, son ellos mismos los que les llevan al guión, como ha sucedido en "Soldate Jannette", para la que han elegido a una actriz alemana aristócrata de nacimiento, a la que se le nota en la manera de hablar un "alemán arcaico".

Esta actriz, Christina Johanna Orsini-Rosenberg, les ha conducido a rodar la historia de una mujer rica en crisis que decide abandonar su vida vacía, quemar unos fajos de euros, ser cleptómana por puro tedio y marcharse a una granja de cerdos, entre otros aconteceres.

El filme pretende ser un alegato contra el capitalismo dentro del capitalismo; de ahí que Hoesl, sin que nadie se lo preguntara, haya descrito su forma de vida, el poco dinero que precisa para vivir y su particular modo de hacer cine: "Un grupo de gente que trabaja sin ánimo de lucro, colaborando en una producción colectiva y que hace películas por amor al arte".

Todo el grupo de rodaje dirigido por Hoesl cabe en dos coches, lo que facilita la improvisación inconstante y la búsqueda de localizaciones, que han hecho a medida que avanzaban en el rodaje, si bien quienes han visto "Soldate Jaennette", conociendo esta manera de trabajar, han mostrado su sorpresa por la impecable factura del filme.

"Es como el que, en vez de hacer una lista de la compra, se conforma con lo que encuentra en el frigorífico para hacer la comida de ese día", ha explicado el director sobre su modo de producción y dirección, tras lo cual se ha permitido hacer un llamamiento a los asistentes a su conferencia de prensa: "No creáis en el dinero; creed en la comunidad, en la riqueza colectiva".

El hecho de no contar con actores profesionales -aunque Orsini-Rosenberg lo sea-, ni una empresa que respalde el proyecto, ni buscar ganancias, significa "independencia de verdad", según Hoesl, quien ha puesto a su particular productora el nombre de Company European Film Conspiracy.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha