eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

El fiscal pide de 3 a 5 años de prisión para 3 guardias civiles por una pelea

- PUBLICIDAD -
El fiscal pide de 3 a 5 años de prisión para 3 guardias civiles por una pelea

El fiscal pide de 3 a 5 años de prisión para 3 guardias civiles por una pelea

El fiscal pide cinco años de prisión para un guardia civil y tres para dos compañeros suyos por coacciones, amenazas y maltrato a unos jóvenes con los que durante una discusión se agredieron mutuamente en un pub de la localidad de Tres Cantos cuando estaban fuera de servicio.

El juicio por esta causa se celebrará a partir del martes en la Audiencia Provincial, informa el Tribunal Superior de Justicia de Madrid.

En sus conclusiones provisionales el Ministerio Público afirma que en la madrugada del 16 de diciembre de 2005 los tres procesados, todos ellos guardias civiles destinados en la Comandancia de Tres Cantos, entablaron una discusión cuando estaban fuera de servicio con varios jóvenes en un pub de esta localidad madrileña que acabó en una agresión mutua.

Añade que parte del grupo de jóvenes que había participado en la trifulca se dirigió a la Comandancia de la Guardia Civil con la intención de esclarecer los hechos y, para su sorpresa, en torno a las cinco y media de la madrugada, mientras se encontraban en una sala próxima a la de las declaraciones, llegaron los tres acusados de paisano junto con otros guardias civiles.

Agrega que en ese momento todos se reconocieron como participantes en la riña y de inmediato los acusados invocaron su pertenencia a la Guardia Civil para acto seguido y "en clara represalia por la disputa precedente" abalanzarse sobre dos de los jóvenes con los que ya habían peleado en el pub.

Según la Fiscalía, en esas circunstancias les dieron indiscriminadamente un buen número de bofetadas "con absoluto desprecio hacia la integridad y la dignidad física" de ambos mientras les gritaban que abandonaran inmediatamente el cuartelillo o les iban a romper los dientes.

Relata que los golpes continuaron durante un rato más hasta que uno de los acusados, "exaltado por el comportamiento amenazante y agresivo de sus compañeros, se subió sobre una mesa y apuntando a los jóvenes con los dedos índice y corazón de la mano derecha, simulando un revólver, le dijo: 'soy guardia civil y os voy a pegar un tiro'".

Para el fiscal esta situación incrementó la sensación de terror de las víctimas que empezaron a llorar y a pedir auxilio "ante la pasividad de los guardias civiles uniformados, congregados en el lugar sin detener en momento alguno el atropello al que sus compañeros sometían a los jóvenes".

Explica que fue finalmente el sargento de la Comandancia el que respondió a las súplicas de los muchachos y les llevó fuera del cuartel.

Según el fiscal, los tres acusados impidieron de esta forma que esa noche las víctimas les denunciaran.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha