eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

El flamenco en esencia, íntimo y cercano arranca en la Fundación Casa Patas

- PUBLICIDAD -
El flamenco en esencia, íntimo y cercano arranca en la Fundación Casa Patas

El flamenco en esencia, íntimo y cercano arranca en la Fundación Casa Patas

Jesús Méndez, La Macanita o José de La Tomasa son algunos de los artistas flamencos que actuarán en el ciclo "Flamenco por derecho", que organiza la Fundación Casa Patas en Madrid, acercando el cante jondo "en esencia" al representarse en "sala pequeña y sin micros" en un ambiente íntimo y cercano.

Del 8 de noviembre al 28 de diciembre la Fundación Casa Patas, que a través del restaurante situado en el centro de la capital ofrece una escuela de formación y continuas actuaciones de flamenco, presenta una programación "que no existe como tal en Madrid".

"Lo presentamos sin microfonía, al natural, es la manifestación primigenia del flamenco, ya que a partir del cante nació la guitarra y el baile. Es como se produjo en primera instancia y cada vez es más difícil escucharlo así, porque los músicos se han acostumbrado a utilizar estos equipos", ha destacado el secretario y miembro del Patronato Martín Guerrero, en una entrevista con Efe.

Ricardo Fernández, Diego Clavel, Paco del Pozo, Mariana de Cádiz, Miguel Ochando, Miguel Lavi y Antonio Reyes completan un cartel que busca adentrarse en los orígenes del flamenco, trasladando ese carácter íntimo y profundo que tanto característica a este estilo musical.

"El flamenco nace en ambientes doméstico o laborales, en pequeñas reuniones después del trabajo. Trabajadores del campo, herreros, empleaban el cante una forma artística para poder superar las fatigas", asegura Guerrero.

De la mano del programador flamenco Antonio Benamargo, la Fundación Casa Patas trata de cubrir el hueco que se ha generado tras la reducción de la oferta de las peñas madrileñas y que no ha podido ser reemplazada con la programación de festivales, teatros y tablaos.

Continúan así con la labor de difusión de este arte que llevan ejerciendo a través de la fundación desde hace ya 13 años. Una institución que creó el padre de Guerrero fruto del entusiasmo y "como una forma de devolverle al flamenco todo lo que le había dado a Casa Patas".

"Aunque tenemos orígenes andaluces no hemos heredado la pasión por el flamenco de nuestros ancestros sino que el hecho de que Casa Patas se haya convertido en uno de los centros neurálgicos de este arte, nos ha hecho implicarnos de tal manera que ya es parte de nuestras vidas".

De hecho, el cante jondo forma parte ya de su historia "no solo a nivel profesional, sino también a nivel emocional" y esto se deja ver en una programación que comienza el 8 de noviembre con Jesús Méndez y que finalizará en diciembre con una Zambomba Gitana.

"Flamenco por derecho" se representará en La Sala García Lorca de la Fundación que acaba de ser renovada para que el cante jondo recupere ese carácter cercano, íntimo y profundo que le caracterizó en su nacimiento y que ahora "resulta difícil de escuchar".

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha