eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

El fotoperiodista Shawkan, casi mil días entre rejas en Egipto

- PUBLICIDAD -
El fotoperiodista Shawkan, casi mil días entre rejas en Egipto

El fotoperiodista Shawkan, casi mil días entre rejas en Egipto

Hace casi mil días el reportero egipcio Mahmud Abu Zeid, alias Shawkan, captaba con su cámara el brutal desalojo policial de las acampadas islamistas de El Cairo. Desde entonces, purga entre las rejas de la cárcel cairota de Tora su "crimen", que podría costarle incluso la vida.

"Soy un fotoperiodista, no un terrorista" o "mi pasión es la fotografía, pero estoy pagando el precio de mi pasión con mi vida", son algunas de las frases de Shawkan que ilustran las numerosas campañas en favor de su liberación.

Su caso ha trascendido más allá de Egipto y ha llevado a intervenir a Amnistía Internacional (AI) y Reporteros Sin Fronteras (RSF), que han renovado su acción hoy con motivo del Día Mundial de la Libertad de Prensa.

Iniciativas de recogida de firmas y otras en las redes sociales, que animan a los internautas a utilizar en Twitter la etiqueta #FreeShawkan, claman por su liberación "inmediata e incondicional".

En declaraciones a Efe, el hermano del fotógrafo, Mohamed Abu Zeid, agradece estas campañas, así como que la comunidad internacional "reaccione contra esta causa nula basada en acusaciones sin validez", aunque reconoce que hay pocas esperanzas.

De ser declarado culpable, Shawkan, detenido el 14 de agosto de 2013 en la plaza cairota de Rabaa al Adauiya, donde acampaban los seguidores del presidente islamista Mohamed Mursi (derrocado el 3 de julio de ese año), podría enfrentarse a cadena perpetua o a la pena de muerte, ya que está acusado de asesinato, posesión de armas y pertenencia a los Hermanos Musulmanes, actualmente ilegales.

Shawkan, de 28 años de edad, que colaboró con medios como Time Magazine, Die Zeit, Bild y la agencia fotográfica Demotix, ha negado todos los cargos y es -defiende AI- "un preso de conciencia detenido exclusivamente por su trabajo de periodista" y procesado por "cargos falsos".

Uno de los abogados de la defensa, Ahmed Abdul Nabi, explica a Efe que el fotoperiodista continúa detenido pese a que la ley egipcia estipula que una persona no puede estar en prisión preventiva más de dos años.

"No hay pruebas materiales, no hay armas, no hay testigos en su contra. La agencia Demotix aseguró que cubría los sucesos como periodista y dos corresponsales extranjeros detenidos con él y luego liberados declararon también en su favor", detalla el letrado.

El próximo 10 de mayo se celebra una nueva vista de la causa, en la que son procesadas unas 700 personas, entre ellas el líder supremo de los Hermanos Musulmanes, Mohamed Badía, y cuya conclusión puede demorarse más de un año.

También pronostica una larga serie de penalidades otro de sus abogados, Taher Abul Nasr.

"No va a ser liberado durante el juicio pero estoy seguro -dijo Abul Nasr a Efe- de que será absuelto cuando se dicte el fallo, aunque esto va a llevar tiempo debido al gran número de procesados".

Entretanto, la salud de Shawkan se ha deteriorado en prisión al negarle las autoridades la medicación para la hepatitis C que sufre, lo que le está minando la moral, según su hermano.

"El hostigamiento que sufre le hace incrementar su mal estado físico. Es un sistema inhumano. Si se aplicara la ley estaría libre desde hace tiempo", lamenta por su parte el letrado Abul Nabi.

En una carta escrita el pasado marzo desde prisión, Shawkan denunció que le han prohibido en ocasiones las visitas de su familia, han inspeccionado su celda o le han mantenido aislado, como si el Gobierno egipcio pretendiera "dar una dura lección a un periodista que no tiene otra afiliación que su profesión".

El fotógrafo se pregunta en la misiva: "¿No ha sido suficiente pasar casi 1.000 días en una detención injusta y con una base infundada?".

Todo por fotografiar la operación policial contra la acampada de Rabaa al Adauiya, que se saldó con cientos de muertos y fue el comienzo de una campaña sistemática de represión de los islamistas y de cualquier voz disidente, de la que no se han salvado los periodistas.

Según recordó hoy MSF, Egipto es, con 24 periodistas encarcelados durante 2015, uno de los países donde más se ha restringido el derecho a la libertad de información, coincidiendo con la llegada al poder del presidente Abdelfatah al Sisi, quien orquestó el golpe militar contra Mursi.

Conocido fue el caso de los periodistas de la televisión catarí Al Yazira, ya liberados, pero hay decenas de reporteros de medios informativos críticos con el régimen que están en prisión por divulgar "noticias falsas".

A esto se suman los masivos arrestos ocurridos en las últimas semanas en el marco de protestas contra la cesión por el Gobierno egipcio de dos islas a Arabia Saudí y la redada policial del pasado domingo en la sede del Colegio de Periodistas.

Este último suceso fue calificado ayer de "preocupante" por la Unión Europea, que apuntó claramente a una tendencia en Egipto a "restringir el espacio a la sociedad civil y la libertad de expresión".

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha