eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

El futuro de RTVV, una incógnita un año después del anuncio de su cierre

- PUBLICIDAD -
El futuro de RTVV, una incógnita un año después del anuncio de su cierre

El futuro de RTVV, una incógnita un año después del anuncio de su cierre

Radiotelevisión Valenciana (RTVV) trabaja aún en su liquidación un año después de que el Gobierno valenciano anunciara su cierre, con dudas tanto sobre cuándo será definitiva como por el futuro de cientos de trabajadores que confían en las vías política y judicial para recuperar este servicio público.

El 5 de noviembre de 2013, el Gobierno valenciano anunciaba, a través de un comunicado enviado a media tarde, la decisión de cerrar la televisión y la radio públicas valencianas.

El detonante fue la anulación por parte del Tribunal Superior de Justicia de la Comunitat Valenciana del ERE que afectaba a un millar de empleados, conocida siete horas antes.

El Consell, quien llevaba tiempo advirtiendo de que la anulación del ERE provocaría el cierre de la empresa pública, afirmó entonces que los gastos de la readmisión de estos trabajadores hacían "inviable" su mantenimiento.

El president de la Generalitat, Alberto Fabra, comparecía al día siguiente para remarcar que el cierre era "innegociable" y que no iba a cerrar colegios u hospitales por mantener la radiotelevisión autonómica.

Los trabajadores, por su parte, defendieron la viabilidad de la empresa, pidieron negociar e iniciaron una programación especial en la que reivindicaban su continuidad, que triplicó la audiencia habitual de Nou (antigua Canal 9).

Ese mismo día dimitieron la directora general de RTVV, Rosa Vidal, y los cuatro miembros del Consejo de administración propuestos por el PP.

A partir de ese momento los acontecimientos se sucedieron: el Consell modificó por decreto la ley de RTVV para poder nombrar a un nuevo director general sin esperar a su elección parlamentaria, y presentó en Les Corts una proposición de ley para la disolución y liquidación de RTVV.

Mientras se tramitaba esta ley, miles de valencianos salieron a la calle para reclamar que no se cerrara RTVV; los grupos de la oposición recurrieron ante los tribunales las decisiones del Ejecutivo valenciano, y los trabajadores presentaron su propuesta para garantizar la viabilidad de la empresa.

El Consell rechazó esta propuesta el 26 de noviembre y al día siguiente Les Corts aprobaron, con los únicos votos del PP, la ley de liquidación, que entró en vigor un día más tarde. Este 28 de noviembre, el Gobierno valenciano se reunió de urgencia y nombró a los liquidadores de RTVV.

Una edición vespertina del Diari Oficial de la Comunitat Valenciana (DOCV) dictó el cese de las emisiones de RTVV por cualquier medio o canal de difusión. Poco antes de medianoche Nou Ràdio (la antigua Ràdio 9) dejaba de oirse.

El 29 de noviembre, a las 12.19 horas y con presencia policial, se desconectaba en directo la señal de Nou en el transcurso de una programación especial con la que, desde la medianoche anterior, los trabajadores de la televisión pública autonómica habían esperado la suspensión de las emisiones.

Los trabajadores pasaron entonces a estar en situación de permiso retribuido, mientras se negociaba un ERE de extinción de empleo, que fue ratificado a finales de marzo de 2014 y que permitió que el 9 de mayo se empezaran a enviar los burofaxes para notificar la salida inmediata de la empresa al 91 % de la plantilla (1.438 empleados).

La empresa mantuvo a más de un centenar de trabajadores, de los que en la actualidad quedan unos 80, para realizar las tareas de liquidación de la empresa, que deben culminar el 30 de junio de 2015, según la fecha fijada en el acuerdo del ERE de extinción de contratos.

Los liquidadores de RTVV esperan culminar la liquidación en este momento, pero admiten que no podrán proceder a la "extinción jurídica" hasta que acaben los procesos judiciales abiertos.

En los Presupuestos de 2015, la Generalitat aportará un total de 64 millones de euros a Radiotelevisión Valenciana (RTVV), de los que 23 millones serán para pagar la segunda parte de los despidos de todo el personal.

El sindicato CGT presentó una demanda colectiva en la Audiencia Nacional contra este ERE, cuyo juicio ha quedado en suspenso hasta que el Tribunal Constitucional estudie el recurso presentado por el PSPV contra el cierre de la radiotelevisión pública.

Los trabajadores mantienen sus movilizaciones, con concentraciones cada viernes ante el Palau de la Generalitat, así como causas judiciales individuales por cuestiones salariales y de reconocimiento de categoría.

Sin embargo, según ha explicado a EFE el presidente de Comité de Empresa, Vicent Mifsud, confían en la vía política para solucionar esta cuestión, bien a través de la Iniciativa Legislativa Popular presentada en Les Corts que reclama la recuperación de este servicio público o bien con un posible cambio de gobierno en 2015.

Los grupos de la oposición se han comprometido a reabrir RTVV, en caso de que los resultados de las elecciones autonómicas les permitan gobernar en la Comunitat Valenciana, e incluso alguno ya ha puesto fecha, simbólica por ser el Día de la región: el 9 d'Octubre de 2015.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha