eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

El futuro gabinete argentino anuncia cambios mientras avanza la transición

- PUBLICIDAD -
Futuro gabinete argentino anuncia cambios mientras avanza transición política

Futuro gabinete argentino anuncia cambios mientras avanza transición política

Mientras la transición política avanza en Argentina con reuniones entre miembros del actual gabinete y del que presidirá Mauricio Macri a partir del 10 de diciembre, varios futuros ministros anunciaron hoy cambios en las políticas gubernamentales.

El próximo ministro argentino de Interior, Rogelio Frigerio, afirmó que se reducirá el número de trabajadores afectados por el llamado impuesto de Ganancias al elevar el sueldo mínimo gravado por esa tasa, una exigencia de los sindicatos desde hace mucho tiempo.

"Tenemos que hacer cambios para que pase a ser un impuesto progresivo y lo paguen quienes más ganen", dijo Frigerio a la emisora Cadena 3, aunque rehusó dar detalles sobre la iniciativa que ultima el gabinete económico de Macri.

La voluntad del presidente electo por apaciguar a las centrales obreras al inicio de su mandato quedó patente también con la designación como titular de Trabajo de Jorge Triaca, hijo de un dirigente sindical y exministro.

Por otra parte, el próximo ministro de Agricultura, Ganadería y Pesca, Ricardo Buryaile, hizo un guiño a los empresarios agropecuarios, al confirmar que eliminarán los impuestos a las exportaciones de granos y de carne.

"Se eliminarán desde el primer día las retenciones al trigo y el maíz, en línea con lo que prometimos", dijo el ministro en declaraciones publicadas hoy por el diario "Clarín".

Buryaile señaló que también suprimirá las retenciones a la exportación de girasol, mientras que las aplicadas a la soja pasarán del 35 % actual al 30 % y bajarán un 5 % anual.

Las medidas anunciadas comenzarán a regir a partir del 11 de diciembre, un día después de que Macri asuma como nuevo presidente argentino, y supondrán un fuerte giro en la relación entre el Ejecutivo y el poderoso sector agrícola de este país suramericano.

"Es una gran noticia para el país, para todos los pueblos de la Argentina que dependen comercialmente de la actividad agropecuaria o agroindustrial", aplaudió hoy Luis Miguel Etchevehere, titular de la Sociedad Rural Argentina, una de las grandes patronales agrarias.

"Esto significa generación de divisas, a partir de ahí generación de empleo genuino y sobre todo arraigo a lo ancho y a lo largo de la Argentina", agregó Etchevehere en declaraciones de radio.

La gestión de Cristina Fernández (2007-2015) se ha visto marcada por un fuerte enfrentamiento con las grandes patronales agrarias, que tuvo su punto álgido en 2008, con numerosas huelgas de comercialización de granos y carnes que causaron importantes pérdidas económicas al país.

Argentina es uno de los principales productores y exportadores mundiales de granos, que suponen una gran puerta de entrada de divisas.

El país cerró su última campaña agrícola con una cosecha récord de casi 119 millones de toneladas, de las cuales la mitad corresponde a soja, según el Ministerio de Agricultura.

Buryaile estima que la cosecha sin liquidar ronda los 4.500 millones de dólares, pero Etchevehere elevó hoy esa cifra hasta los 8.000 millones.

En cuanto a educación, el ministro saliente de esa cartera, Alberto Sileoni, elogió la reunión que mantuvo con su sucesor en el próximo Gobierno, Esteban Bullrich, y aseguró que, pese a las "diferencias" que existen en algunas cuestiones, no hay "ninguna que ponga en riesgo lo que se hizo en estos años".

"Cuando él piensa en presupuesto piensa en aumentarlo y eso es muy positivo. Va a sostener las universidades también. Ojalá que las cosas salgan muy bien", destacó a radio América.

El futuro jefe de gabinete y mano derecha de Macri, Marcos Peña, se mostró satisfecho también con la reunión "relajada" y "positiva", según sus palabras, que mantuvo el viernes con Aníbal Fernández, a quien sucederá.

La última reunión del traspaso político en marcha es la que mantuvieron hoy la actual ministra de Seguridad, Cecilia Rodríguez, y quien ocupará el cargo en menos de dos semanas, Patricia Bullrich.

Los resultados positivos de los últimos encuentros han encauzado la transición política, que comenzó con mal pie el pasado martes, cuando Macri aseguró que "no valió la pena" la reunión mantenida con Fernández en la residencia presidencial de Olivos, a las afueras de Buenos Aires.

El diálogo continuará la próxima semana para facilitar al presidente electo, de la alianza conservadora Cambiemos, planificar las líneas maestras de sus políticas en Argentina para los siguientes cuatro años.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha