eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

Los ginecólogos optan por el cribado y no por la masectomía para evitar el cáncer de mama

- PUBLICIDAD -
Los ginecólogos optan por el cribado y no por la masectomía para evitar el cáncer de mama

Los ginecólogos optan por el cribado y no por la masectomía para evitar el cáncer de mama

El presidente de la Sociedad Española de Ginecología y Obstetricia (SEGO), José María Lailla, ha explicado hoy que para evitar el cáncer de mama es preferible hacer un cribado mediante mamografías de las mujeres en riesgo que hacer una masectomía y extirparles los pechos.

En el XXXII congreso de la SEGO, que se celebra en Tenerife, el doctor y profesor José María Lailla ha asegurado que la mamografía tiene una fiabilidad y una selectividad "muy buena" para detectar un posible tumor, que puede ser superado en estadios tempranos.

Por tanto, ha continuado, la masectomía, que es "la castración de una paciente", sólo se debe aplicar en mujeres que tienen un riesgo muy alto de desarrollar un cáncer de mana, ya que "no es una técnica que se pueda banalizar", ha agregado.

El doctor ha señalado que después de realizar una masectomía hay que dar un tratamiento prolongado de hormonas sustitutivo, por lo que tiene que existir una seguridad de que esta intervención es necesaria y beneficiosa.

"Ha de haber un argumento muy serio", ha afirmado el presidente de la SEGO, quien ha alertado a la sociedad de que se tenga cuidado con tomar a la ligera la realización de masectomías, intervención que está en la agenda pública después de que la actriz Angelina Jolie haya pasado por el quirófano por este motivo.

Además, ha apuntado, el hecho de que exista una mutación genética que pueda propiciar un cáncer de mama no quiere decir que la paciente vaya a tener el cáncer y a transmitirlo a sus hijos.

El organismo tiene mecanismos de defensa que bloquean la acción cancerígena y hacen que, existiendo la mutación, ésta no se manifieste, por lo que cuando se dice que la paciente tiene un 98 por ciento de padecer esta enfermedad sólo se habla de probabilidades.

Según ha relatado el presidente de la SEGO, ha habido pacientes con tres hermanas con la misma mutación genética y una desarrolla un cáncer o dos y las otras ninguno.

La secretaria de la SEGO, María Jesús Cancelo, ha indicado que extirpar los pechos es una intervención quirúrgica que "no deja de tener su riesgo" y no hay una necesidad generalizada salvo en las mujeres que tengan un incremento de riesgo por su carga genética o por otros factores asociados.

María Jesús Cancelo también ha hecho referencia a la implicación que puede tener para una mujer conocer que tiene un riesgo de cáncer y lo que esto puede afectar a su planteamiento vital.

El presidente del congreso de la SEGO en Tenerife, Juan Troyano, ha aseverado que "la sensatez debe prevalecer sobre todas las cosas" y se ha mostrado a favor de la prevención primaria para luchar contra estos tumores y para que se eviten las operaciones relacionadas con el cáncer.

En su opinión, el futuro tiene que pasar por el estudio hormonal, lo cual debería ser barato y costar menos que una mamografía -actualmente vale entre 300 y 3.000 dólares- para que toda la población se pudiera someter a un estudio de cribado.

En estos momentos este sistema es "impensable", ha manifestado el doctor, pues con la crisis económica y los recortes que el Gobierno central ha llevado a cabo en Sanidad no se ha podido ejecutar un plan de prevención del cáncer de mama.

Los representantes de la SEGO, federación que representa a más de 5.000 ginecólogos en activo en España, también han hablado de la modificación de la ley del aborto que actualmente se debate en el Congreso de los Diputados.

El presidente de la SEGO ha pedido a los partidos políticos que una vez esté listo el anteproyecto, los ginecólogos sean consultados de forma oficial para hacer una ley que pueda durar 30 años y que no se cambie con cada Gobierno.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha