eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

Un guardia civil explica en un libro cómo evitar ser una cibervíctima

- PUBLICIDAD -
La Policía advierte del aumento de delitos sexuales entre los menores en la red

La Policía advierte del aumento de delitos sexuales entre los menores en la red

"X1Red+Segura" es el título del libro que un guardia civil especializado en delitos telemáticos, Ángel Pablo Avilés, conocido en la red como "Angelucho", ha escrito para acercar Internet a los más neófitos y enseñar al lector todo lo que debe saber para evitar convertirse en una "cibervíctima".

Lo ha escrito, para repartirlo de forma gratuita, en un lenguaje sencillo y poco técnico y desde el convencimiento de las bondades de Internet, pero también de la "cara B" de esta herramienta, de sus peligros, tal y como comenta a Efe el autor.

"Si conocemos los peligros que hay en la red, podremos evitarlos", asegura el agente, quien decidió trasladar de una forma sencilla a un libro sus conocimientos de Internet para explicar todos los términos técnicos que cada día salpican las noticias y enseñar, así, una "navegación segura" .

Además, el libro, presentado hoy, recoge los peligros a los que el ciudadano se enfrenta en la red, le ayuda a identificarlos y, por tanto, a defenderse y evitarlos.

¿Qué son el ciberbullying, el sexting o el grooming? ¿Cómo funciona "el virus de la Policía"? ¿Qué es el phishing?. Son sólo un ejemplo de las preguntas que cualquier ciudadano puede hoy hacerse y a las que "Angelucho" da respuesta en su libro.

Pero sobre todo, tal y como asegura a Efe, su máximo interés es proteger a los navegantes más jóvenes, los más desprotegidos y en muchas ocasiones ajenos a los peligros a los que pueden enfrentarse delante de un ordenador, por lo que el libro dedica un apartado exclusivo a los menores en la red, en el que se incluye la radiografía de un ciberdepredador .

El autor quiere concienciar a los padres de que un niño delante de un terminal "está en manos de cualquiera", desde un pedófilo hasta otro menor que le acose y que consiga, como ha ocurrido en algún caso, que su víctima no sepa defenderse y termine suicidándose.

Aunque el anonimato no existe en Internet, ni tampoco la impunidad, Avilés pide a los padres el máximo cuidado porque, como dice gráficamente, "es en el chat de Bob Esponja donde va a entrar el pedófilo".

Y lanza a los padres esta pregunta: "¿Dejaría a su hijo de nueve años acudir solo a un concierto o a reunión en un punto de la ciudad sobre Bob Esponja? Seguro que la respuesta es no. Pues en Internet tampoco".

Aconseja a los progenitores que acompañen a sus hijos menores en su navegación por la red, les eduquen en ella y a partir de los 12 ó 13 años les dejen ya hacerlo solos.

Porque Avilés recuerda, por ejemplo, cómo se ha puesto de moda la difusión en las redes sociales de imágenes de menores que exhiben sus autolesiones y mutilaciones o su físico deteriorado por enfermedades como la anorexia.

Cada día la sociedad es más consciente de los peligros de la Internet, pero, según subraya Avilés, aún queda mucho camino por recorrer para lograr una red segura.

Los ciberdelincuentes, añade este agente, son conscientes de las "vulnerabilidades humanas" y se aprovechan de la "curiosidad, la inocencia, la ambición, la confianza y el desconocimiento" para perpetrar sus delitos, que siguen aumentando.

"Nosotros somos nuestra peor vulnerabilidad, pero también nuestro mejor antivirus", concluye.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha