eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

Cuatro heridos en tiroteos relacionados con una comuna hippie en Copenhague

- PUBLICIDAD -
Cuatro heridos en tiroteos relacionados con una comuna hippie en Copenhague

Cuatro heridos en tiroteos relacionados con una comuna hippie en Copenhague

Cuatro personas han resultado heridas esta madrugada, dos de ellas de gravedad, en dos tiroteos vinculados a un suceso ocurrido en la popular comuna de inspiración hippie de Christiania en Copenhague.

Un policía y el supuesto agresor se encuentran en estado grave, mientras que otro agente y un civil están fuera de peligro, informó la Policía.

Los dos agentes formaban parte de un grupo que patrullaba de civil de forma rutinaria Christiania, en donde se venden de forma abierta aunque no legal derivados del cannabis.

Cuando el sospechoso, de 25 años y que forma parte de los grupos que se dedican a la venta de cannabis, iba a ser detenido, sacó un arma y efectuó varios disparos antes de huir, explicó en rueda de prensa Henrik Blandebjerg, portavoz policial.

Uno de los agentes resultó herido "grave", mientras que el otro policía y un ciudadano extranjero recibieron tiros en una pierna.

La Policía detuvo después en el barrio de Kastrup, cerca del aeropuerto de la capital del mismo nombre, al presunto agresor, que tras un intercambio de disparos, fue alcanzado por los agentes y su situación ahora es "crítica".

El "estado libre" de Christiania nació en 1971, cuando un grupo de hippies ocuparon unas antiguas instalaciones militares próximas al centro de Copenhague.

En la actualidad residen allí unas 800 personas de forma legal, después de que un fondo comprara al Estado danés los terrenos hace unos años tras perder la batalla judicial.

Considerada una de las principales atracciones turísticas del país y un símbolo del "espíritu de mayo del 68", en Christiania se han vendido desde sus inicios derivados del cannabis, un mercado controlado desde hace tiempo por grupos externos a la comuna.

Las autoridades danesas han aumentado en los últimos años las operaciones policiales contra el tráfico de drogas en la zona, además de los controles a las miles de personas que acuden allí cada día a comprar o a fumar cannabis.

Varias operaciones policiales realizadas el pasado verano destruyeron los puestos de venta en la popular "Pusher Street" (calle de los camellos), aunque fueron levantados de nuevo horas después y la venta ha continuado sin mayor problema.

Residentes en la zona y otros grupos han insistido en la necesidad de legalizar la venta de cannabis, una idea que ha tratado también de impulsar el gobierno municipal del socialdemócrata Frank Jensen, pero las autoridades estatales han rechazado su proyecto.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha