eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

El fiscal cree que el hombre asesinado por su exnovio sufrió una agonía inhumana

- PUBLICIDAD -
El fiscal cree que el hombre asesinado por su exnovio sufrió una agonía inhumana

El fiscal cree que el hombre asesinado por su exnovio sufrió una agonía inhumana

La Fiscalía ha considerado que el hombre que fue asesinado supuestamente por su exnovio en junio de 2014 en Valladolid sufrió una "tortura" y una "agonía inhumana", ya que tras doce puñaladas, ninguna de ellas mortales al que fue su pareja, le quemó vivo en la bañera de su domicilio.

El fiscal ha hecho esta afirmación durante la primera jornada del juicio con jurado, formado por cinco mujeres y cuatro hombres, que se sigue en la Audiencia de Valladolid contra el acusado J.G.M.M., que se ha negado a declarar sobre los hechos tal y como ha hecho a lo largo del proceso.

El encausado se enfrenta a la petición de 19 años de prisión por parte de la fiscalía por un delito de asesinato con el agravante de parentesco y el atenuante de anomalía física y a los 37 y medio de cárcel solicitados por la acusación particular, que representa a los hermanos del fallecido, por el mismo delito junto a uno de incendio con los agravantes de alevosía, abuso de superioridad, aumento deliberado del dolor y parentesco.

Acusado y víctima mantuvieron una relación sentimental que se inició hace unos veinticinco años pero que en 2008 se rompió y pasó a ser una amistad hasta que en 2014 ambos se distanciaron, según la versión del fiscal, que ha expresado que el 30 de junio del pasado año el procesado "mató intencionadamente" a la víctima cuando ambos estaban solos en el domicilio del fallecido.

J.G.M.M., de 54 años, asestó supuestamente al fallecido doce cuchilladas que no fueron mortales y, cuando estaba malherido, le empujó al interior de la bañera y le prendió fuego, de manera que la víctima sufrió "intensamente" y padeció un "tortura" y "una agonía inhumana", ha relatado el ministerio público.

Por su parte, el abogado de la acusación particular ha asegurado que el procesado "no es un enfermo", sino que es una persona "taimada" y "abyecta", y ha explicado que, pese a no haber declarado a lo largo de todo el proceso, al médico forense que le atendió sí le confesó su culpabilidad.

La defensa de J.G.M.M. ha pedido la absolución de su defendido y ha alegado que las capacidades volitivas de su defendido estaban disminuidas, tal y como han reconocido los forenses, que también han acreditado que su cliente sufría en el momento que sucedieron los hechos trastorno adaptativo crónico con ansiedad y depresión con rasgos paranoides y esquizofrénicos.

El juicio continuará la próxima semana con la declaración de testigos y peritos.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha