eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

El hombre investigado por la muerte de su mujer no tenía orden de alejamiento

- PUBLICIDAD -
Acuchilla y mata a su mujer en Galicia cuando estaba ingresada por una agresión anterior

Acuchilla y mata a su mujer en Galicia cuando estaba ingresada por una agresión anterior

La Policía Nacional investiga el crimen ocurrido en Ourense, donde una mujer murió acuchillada en la habitación del complejo hospitalario, presuntamente a manos de su marido, y está a la espera de que el presunto agresor se recupere para poder tomarle declaración.

Por el momento, la policía mantiene abiertas todas las líneas de investigación, aunque hay varios interrogantes. El hombre que supuestamente mató esta mañana a cuchilladas a su mujer en el Complexo Hospitalario Universitario de Ourense (CHUO) no tenía orden de alejamiento y no existían denuncias previas.

La víctima, que permanecía ingresada en el hospital, había sufrido una agresión a principios de abril en su domicilio de Pazos, donde residían ambos, un hecho que le había provocado una grave lesión cerebral por la que aún seguía hospitalizada.

Entonces, el hombre denunció que unos asaltantes habían entrado en su domicilio y habían herido a su mujer, mientras los investigadores trataban de esclarecer lo sucedido.

En declaraciones a la prensa, el portavoz de la Policía Nacional y responsable de prensa de la Comisaría Provincial, Bernardo de Prado, ha señalado que tras tener conocimiento de lo sucedido, varias patrullas policiales se desplazaron hasta el centro hospitalario.

Una vez allí, "pudieron constatar que había una agresión supuestamente por el compañero en el hospital" con "arma blanca".

Después de dar muerte a su mujer, ha explicado, el hombre "se causó autolesiones" tratando de "quitarse la vida".

No obstante, fue retenido y posteriormente intervenido quirúrgicamente puesto que se hallaba en estado grave.

Policía Nacional y Guardia Civil no tenían constancia alguna de denuncias previas por malos tratos a pesar de hallar indicios de violencia de género, a raíz de la hipotética tentativa de robo con violencia ocurrida en la noche del 2 de abril y denunciada al día siguiente por el presunto agresor, de 76 años.

Actualmente, la policía investiga lo ocurrido. Hasta el lugar de los hechos han acudido la comisión judicial, grupos de Servicio de Atención a la Familia (SAF) de la Comisaría de Ourense y una brigada de la Policía Científica para hacer el informe e inspeccionar el lugar.

A preguntas de los informadores sobre el robo, De Prado ha declinado hacer más valoraciones, tras asegurar que es "un tema de la Guardia Civil" y que "no tenemos datos exactos".

"Es la Guardia Civil quien lleva ese punto de la investigación", ha aclarado.

En lo que respecta a posibles denuncias, el portavoz policial ha señalado que la Policía no tiene constancia de que se hubieran solicitado medidas de protección especial.

Fuentes judiciales han concretado que el juzgado no recibió petición formal para emitir una orden de alejamiento por parte de las fuerzas de seguridad que asumieron la investigación, ya que aunque había indicios, no había pruebas.

La investigación del crimen ha sido asumida por la Policía Nacional que está a la espera de que el presunto agresor se recupere para poder tomarle declaración.

El Juzgado de Instrucción Número 3 de Ourense ha asumido las diligencias de este supuesto crimen de violencia de género y ha decretado el secreto de las actuaciones.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha