eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

La identificación con foto aparta a millones de estadounidenses de las urnas

- PUBLICIDAD -
La identificación con foto aparta a millones de estadounidenses de las urnas

La identificación con foto aparta a millones de estadounidenses de las urnas

Millones de estadounidenses, en su mayoría hispanos y afroamericanos, no podrán votar en los comicios legislativos del martes a causa de restrictivas leyes aprobadas en una quincena de estados, que obligan a los ciudadanos a mostrar una identificación con foto, de la que muchos carecen.

Con el objetivo teórico de evitar el fraude electoral, estados como Texas, Georgia, Kansas, Tennessee, Misisipi o Indiana solicitarán un carné con foto para ejercer el derecho a voto pese a que en EEUU no existe un documento nacional de identidad y los ciudadanos no están obligados a disponer de esa identificación.

Los documentos válidos varían en función del estado, en su mayoría del sur y en manos del Partido Republicano, aunque todos aceptan el permiso de conducir o el pasaporte.

La de Texas es quizás una de las normas más polémicas, ya que también permitirá a los ciudadanos votar con el permiso de armas, pero no con el carné de la universidad, como sucedía hasta ahora, una restricción que, desde 2011, ha desatado una batalla legal de dudoso vencedor.

Un tribunal federal se pronunció en octubre contra la ley al considerar que creaba "una barrera inconstitucional sobre el derecho a voto", y que tenía un "efecto discriminatorio inadmisible contra los hispanos y afroamericanos".

El Departamento de Justicia de EEUU y los grupos civiles que se habían querellado contra la ley celebraron la sentencia, por lo que la decisión posterior del Tribunal Supremo de dejarla en vigencia este 4 de noviembre, por falta de tiempo, fue un jarro de agua fría.

Pese a todo, tres magistradas de este tribunal emitieron un voto particular contrario a la decisión, y alertaron de que "la discriminación racial en las elecciones de Texas no es algo del pasado".

En Texas, el segundo estado más poblado del país, más de 750.000 votantes registrados, según cálculos presentados ante los tribunales, no disponen de ningún documento válido, por lo que no podrán elegir a su nuevo gobernador o a los congresistas.

La mayoría son hispanos de escasos recursos y que viven en zonas alejadas, por lo que se les considera potenciales votantes demócratas.

De hecho, el Partido Demócrata advirtió de que el 11 % de la población estadounidense en edad de votar carece de documentos con foto, lo que equivale a 23 millones de ciudadanos, aunque otros estudios rebajan la cifra.

Además, tan solo quince de los cincuenta estados solicitan, de momento, este tipo de identificación.

Ante la inmediatez del 4 de noviembre, tanto los demócratas como organizaciones civiles que velan por el derecho a voto de los ciudadanos, como Election Protection, han iniciado campañas contrarreloj para que los ciudadanos se doten de documentos válidos.

"Para ser parte de nuestra democracia y votar en estas elecciones, todos los votantes de Texas deben mostrar un documento de identificación con foto", avisa el anuncio de Election Protection emitido en español en radios de Dallas, Houston, McAllen, Brownsville o Laredo.

En un contundente editorial titulado "La gran mentira detrás de las leyes de identificación del votante", el rotativo "The New York Times" denunció recientemente que estas normas promovidas por legisladores republicanos "tienen como propósito suprimir el voto".

"Las leyes de identificación del votante, como saben sus partidarios, hacen muy bien una sola cosa: mantienen a votantes lejos de las urnas. En la mayoría de los casos, son votantes pobres, a menudo que pertenecen a minorías y no disponen de los documentos necesarios, dinero o tiempo para obtenerlos", rezaba el editorial.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha