eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

El régimen sirio intenta impedir la llegada de refuerzos rebeldes a Al Quseir

- PUBLICIDAD -
La Eurocámara pide a Bachar al Asad que entregue el poder "de inmediato"

La Eurocámara pide a Bachar al Asad que entregue el poder "de inmediato"

Las fuerzas del régimen sirio intentaron hoy impedir la llegada de refuerzos rebeldes al centro de la ciudad de Al Quseir, próxima a la frontera con el Líbano, donde las autoridades han lanzado una ofensiva para recuperar su control.

La agencia de noticias oficial siria, Sana, informó de que el ejército frustró dos tentativas de los insurgentes de alcanzar Al Quseir para prestar apoyo a los opositores allí.

Una de ellas fue en la zona de Al Brich, donde las tropas gubernamentales abortaron el intento de un grupo rebelde de llegar a Al Quseir desde el territorio libanés, en una operación que causó varias bajas en las filas insurgentes.

La otra se produjo en el área de Hasya, donde una unidad militar del régimen atacó a un segundo grupo de opositores que intentaba entrar en Al Quseir.

Mientras, en el interior de esa localidad, al menos veinte "terroristas", como régimen denomina a los rebeldes, murieron en un ataque de los efectivos gubernamentales, que destruyeron, además, siete vehículos cargados con armas y municiones en el barrio de Dahr al Qadib y en las inmediaciones del estadio, apuntó Sana.

El opositor Frente Islámico Sirio (FIS), que incluye varias brigadas de combatientes islamistas, reveló que ha enviado refuerzos a Al Quseir.

El portavoz del FIS, que identifica como Abu Omar, explicó a Efe por internet que la brigada de Al Haq (la razón) ya se encuentra en las afueras de la ciudad, junto a miembros de la brigada Ahrar al Sham (los libres del Sham), considerada como el núcleo de la organización islamista.

Ayer, el Ejército Libre Sirio (ELS) envió un convoy de apoyo a Al Quseir, encabezado por su comandante en Alepo (norte), coronel Abdelyabar Akidi, con más de 20 vehículos, algunos equipados con baterías antiaéreas y con decenas combatientes.

En un comunicado, el FIS añadió que sus fuerzas recuperaron hoy el control de dos sedes importantes de los servicios de seguridad, cuyo control había retomado el régimen durante la ofensiva, una en las afueras de Al Quseir y otra en la población de Yusi, en la frontera con el Líbano.

La nota explica que los combatientes islamistas "destruyeron, en colaboración con las otras brigadas de la zona, diez tanques y abatieron a un gran número de soldados del régimen y miembros de Hizbulá".

Entretanto, durante la jornada de hoy, prosiguieron los bombardeos con proyectiles de mortero y artillería en esa ciudad, señaló la opositora Comisión General de la Revolución Siria (CGRS).

El Observatorio Sirio de Derechos Humanos (OSDH) afirmó que al menos 46 milicianos del grupo chií libanés Hizbulá, aliado del régimen de Bachar al Asad, han fallecido en los últimos cinco días en Al Quseir.

Estas informaciones no han podido ser verificadas de forma independiente debido a las restricciones impuestas por las autoridades sirias a los periodistas para trabajar.

Según la ONU, más de 70.000 personas han muerto desde el inicio del conflicto en Siria, en marzo de 2011, aunque el Observatorio eleva esa cifra hasta más de 94.000.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha