eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

Cuatro influyentes catalanes unen sus voces contra la secesión

- PUBLICIDAD -

El exministro socialista Josep Borrell, el catedrático Francesc de Carreras, el jurista Juan-José López Burniol y el también exministro del PP Josep Piqué comparten páginas desde la diversidad ideológica pero con la certeza de que la secesión de Cataluña no es la respuesta al desencuentro político existente.

"Escucha Cataluña. Escucha, España" quiere aportar "serenidad y espíritu constructivo" y es "una apuesta razonada y documentada por abrir un cauce fructífero a la voluntad de diálogo y reencuentro de la mayoría de españoles, incluidos muchos catalanes", afirma la editorial Península, que publica el libro.

El título, tomado prestado de la "Oda a España" del poeta catalán Joan Maragall, resume la voluntad de los autores de "apostar por el entendimiento y rechazar como inevitable la secesión", pues "con voluntad política incluso los puentes rotos pueden rehacerse".

"Pretendemos aportar algo de luz y algunas propuestas cuando el ruido emocional que envuelve este debate tiende a oscurecer las mentes", escriben los autores, que añaden que "la única salida es el entendimiento" y se posicionan "sin ambages en contra de la secesión".

Los cuatro ensayistas rechazan además "cualquier decisión y procedimiento que no respete la legalidad y se adopte violándola" y señalan: "No solamente no somos independentistas sino que nos oponemos por ejemplo a un referéndum que no sea legal".

El apartado firmado por Borrell, ahora militante raso del PSC y que ocupó la Presidencia del Parlamento Europeo entre 2004 y 2007, defiende -bajo el título "Catalán, español, europeo"- el término "nación de naciones", acuñado por el también socialista Anselmo Carretero.

El exministro del PSOE opina que "los secesionistas deberían suspender la celebración de ese referéndum", aunque añade que "el Gobierno español debería esforzarse en resolver los problemas, grandes o pequeños, que son utilizados para alimentar y amplificar el sentimiento de agravio".

"Hemos dejado sin respuesta durante demasiado tiempo los mitos, los errores y las falsedades del relato secesionista", señala Borrell, que reproduce, a modo de conclusión, los versos de Machado: "es el momento de hacerlo, porque ayer no lo hicimos y porque mañana será tarde".

Francesc de Carreras, colaborador de prensa y uno de los fundadores de Ciudadanos, argumenta en "La densa espiral del silencio" que el independentismo catalán oculta los conflictos "realmente existentes" mediante el nacionalismo, "una ideología culturalmente uniformizadora y contraria a la pluralidad".

"Una buena parte de los catalanes no se han dado cuenta de la manipulación, sigilosa y astuta, a la que han sido sometidos", defiende Carreras, que señala que "quien no respeta el Estado de derecho no es un demócrata".

El catedrático de Derecho Constitucional responsabiliza de la actual posición a la aprobación del Estatuto catalán, "improvisado por meras razones tácticas, tanto en Cataluña como Madrid": éste fue "un error capital que dio lugar a una absurda pugna entre los nacionalistas por cuál era el partido más nacionalista".

No debería hablarse de problema catalán, afirma López Burniol, que fue magistrado del Tribunal Superior y del Tribunal Constitucional, sino del "'problema español' de la estructura territorial del Estado, es decir, de la distribución del poder", ante el que la única solución -añade- es "el diálogo".

"La iniciativa habría de partir del Gobierno central con una propuesta", prosigue López Burniol, y debería incluir el reconocimiento a la singularidad de Cataluña, competencias identitarias exclusivas, fijación de un tope al fondo de solidaridad y Agencia Tributaria compartida, además de una consulta a los catalanes sobre estas reformas.

El jurista considera que "muchos catalanes se consideran agraviados y, también con toda certeza, muchos españoles se sienten hastiados", por lo que, a su juicio, "hará falta enfriar los ánimos de unos y otros".

"En busca de la política perdida" se titula el apartado escrito por Josep Piqué, exministro del PP, exdiputado, exsenador y presidente del PP catalán entre 2003 y 2007.

"Hay que hacer muchas cosas, pero lo podemos resumir en una sola: POLÍTICA", aunque siempre dentro del "límite infranqueable" que supone "el respeto a la ley", señala Piqué.

El también empresario defiende que "el independentismo catalán no ha pasado aún de su fase adolescente" y que su proyecto fracasará, aunque lo hará "tras una grave crisis de frustración que afectará al conjunto de la sociedad catalana".

Piqué concluye que "hay que negociar lo antes posible un nuevo sistema que garantice la suficiencia financiera" y encarar "un debate propio y característico de los Estados federales, desde la lealtad institucional".

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha