eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

El clérigo islámico radical Abu Qatada pide la libertad condicional

- PUBLICIDAD -
El clérigo islámico radical Abu Qatada pide la libertad condicional

El clérigo islámico radical Abu Qatada pide la libertad condicional

El clérigo islámico radical Abu Qatada, a quien el Reino Unido quiere deportar a Jordania, pidió hoy ante un tribunal londinense su libertad condicional, después de que el Gobierno británico perdiera su último intento de repatriarle.

Los abogados de Qatada presentaron la solicitud ante la Comisión especial de apelaciones de inmigración -una corte especial que trata casos de seguridad nacional-, que decidirá si el imán puede dejar la prisión de alta seguridad en la que está recluido.

Qatada, que ha pasado varios periodos -hasta más de siete años- en prisión preventiva en el Reino Unido, fue detenido otra vez el pasado marzo bajo sospecha de haber quebrantado las estrictas condiciones de su libertad vigilada, en particular por el uso de móviles.

Al pedir hoy que se le restablezca esa libertad, su abogado, Daniel Friedman, dijo que el imán es un hombre "digno y orgulloso" y recordó que "ha sido privado de su libertad durante más tiempo que ningún otro recluso no convicto en la historia del Reino Unido".

Friedman también disputó las acusaciones de violación de la libertad vigilada, que le imponía un arresto domiciliario en su hogar, con su esposa e hijos, y restricciones de comunicación y movimientos.

Qatada ha pasado más de siete años encarcelado sin ser juzgado ni imputado de ningún delito, mientras el Gobierno, que le considera una amenaza para la seguridad nacional, intentaba deportarle a Jordania, su país natal, algo que hasta ahora no ha conseguido.

El ministerio del Interior perdió el 27 de marzo su último recurso para repatriar al clérigo, por el argumento de que Jordania, que le reclama para volver a juzgarle por delitos de terrorismo por los que ya fue condenado en rebeldía en 2000, podría usar en el juicio pruebas obtenidas bajo tortura de otros procesados.

En un sorprendente cambio de postura, Qatada, de 52 años, aceptó este mes finalmente regresar a Jordania si las autoridades del país árabe se comprometen a no usar en su juicio pruebas obtenidas bajo tortura.

El imán jordano-palestino, conocido por sus sermones incendiarios en la década de 1990, es reclamado por Jordania para volver a ser juzgado por una conspiración terrorista contra turistas por la que ya fue condenado en rebeldía en 1999 y 2000.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha