eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

Un líder islamista teme fraude en las elecciones parlamentarias de Jordania

- PUBLICIDAD -
Un líder islamista teme fraude en las elecciones parlamentarias de Jordania

Un líder islamista teme fraude en las elecciones parlamentarias de Jordania

El Frente de Acción Islámica (FAI), brazo político de los Hermanos Musulmanes jordanos, se presenta a las elecciones legislativas de mañana con deseos de que el proceso sea limpio y transparente, pero con temor a posibles fraudes, expresó a Efe su dirigente Zaki Bani Ershaid.

En una entrevista en su despacho de Ammán, el presidente del Consejo Consultivo del FAI y del Alto Comité Electoral del partido deseó que las elecciones estén exentas de cualquier tipo de irregularidad y reflejen la voluntad del pueblo, lo cual sería "un éxito para todos los componentes de la sociedad".

Aún así, el líder islamista, que pasó recientemente 18 meses encarcelado y cuyo grupo rechazó participar en los comicios de 2010 y 2013 en protesta por la anterior ley electoral, señaló que existen "intenciones por parte de las autoridades de manipular las elecciones".

"Nos pueden sorprender con nuevos métodos de manipulación. La Comisión Electoral Independiente (CEI) debe en teoría garantizar la transparencia del proceso electoral, pero en la práctica hay instituciones que están por encima de las decisiones de la CEI", aseguró Ershaid.

El político destacó que este organismo ha enviado "mensajes negativos" respecto a su papel supuestamente independiente, como la decisión de no permitir cámaras en el interior de los colegios, sino solo durante el recuento de votos, así como el plan de anunciar los resultados tres días después de la celebración de la votación.

Por ello, el FAI ha enviado a la comisión una queja formal en la que expresa sus temores por la "existencia de planes oficiales para intervenir en las elecciones durante el proceso de votación y el recuento de votos".

Ershaid señaló la falta de seriedad de la CEI a la hora de combatir la corrupción y el fenómeno de la compra de votos o candidatos, fomentado esto último por la dificultad de formar listas electorales en un país sin partidos políticos fuertes y con programas.

Esto se debe a que las elecciones de mañana se celebran por primera vez basadas en el principio de representación proporcional, que reemplazó al conocido sistema de una persona un voto en vigor desde 1993, rechazado por los islamistas por favorecer las afiliaciones tribales y familiares en detrimento de los partidos.

El FAI se presenta a las elecciones con 70 candidatos, dentro de una coalición denominada Alianza Nacional para la Reforma, que incluye un total de 120 aspirantes, incluidos independientes, de afiliación tribal y hasta cristianos.

Ershaid, que antes fue "número dos" de los Hermanos Musulmanes, dijo que su alianza podría participar en principio en el nuevo Gobierno que salga de las urnas, pero que eso dependerá de los votos y escaños que obtenga.

El dirigente islamista subrayó que los Hermanos Musulmanes decidieron formar esa coalición para demostrar su "habilidad de hacer alianzas" en un momento en el que otros han fracasado, pero al mismo tiempo aseguró que su grupo es una fuerza política con "presencia profunda" en Jordania.

Así respondió a lo que han apuntado algunos analistas sobre el hecho de que el FAI se ha unido a otros partidos y personalidades para obtener un mejor resultado.

En cuanto a los resultados de las urnas, deseó que estos puedan poner a Jordania en el camino de las democracias parlamentarias.

"Todo depende de la voluntad política suprema y de la naturaleza de la próxima Cámara de Representantes", matizó, en referencia al monarca jordano, Abdalá II, que es el poder máximo en el país.

Por último, dijo que la presencia de 110 observadores europeos acreditados para supervisar las elecciones parlamentarias "ayudará a controlar el proceso electoral" pero "no excluirá la posibilidad de intervención o fraude electoral".

Ershaid regresó a principios de este año a la vida política tras 18 meses entre rejas por insultar al Gobierno emiratí, que había declarado a los Hermanos Musulmanes grupo terrorista, como también hizo Egipto y otros países de la región.

La cofradía ha sufrido en el último año una nueva ola de persecución de las autoridades jordanas, que cerraron varias de sus oficinas y dieron su beneplácito a un grupo rival y escindido de la Hermandad, lo que coloca su participación electoral en el punto de mira.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha