eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

La izquierda moderada y radical, en sintonía para aprobar los presupuestos lusos

- PUBLICIDAD -
La izquierda moderada y radical, en sintonía para aprobar los presupuestos lusos

La izquierda moderada y radical, en sintonía para aprobar los presupuestos lusos

El gubernamental Partido Socialista (PS) y sus socios del Bloque de Izquierda y del Partido Comunista Portugués (PCP) se mostraron hoy en sintonía en el debate parlamentario previo a la aprobación de los presupuestos generales portugueses de 2016.

En la víspera de la votación, el Ejecutivo de António Costa recibió, sin embargo, fuertes críticas de las fuerzas de la oposición, los centro-derechistas Partido Social Demócrata (PSD) y CDS-PP, que tildan el texto de "confuso", "electoralista" y "sin credibilidad".

Este documento "representa un cambio de rumbo y una nueva visión: la visión del crecimiento, el empleo y la igualdad", defendió Costa, quien afirmó que los Presupuestos del Estado para 2016 representan un "cambio de rumbo" que "pasa la página de la austeridad" beneficiando a los rendimientos de las familias.

Costa recordó que estos presupuestos optan por no tasar ni la nómina de los trabajadores ni las pensiones, en contraposición con los anteriores presentados por el Gobierno conservador de Pedro Passos Coelho (2011-2015).

"Sumando las medidas que benefician a las familias y restando los nuevos impuestos, el saldo líquido favorable a las familias y es superior a los 700 millones de euros", aseguró Costa durante el debate del documento, que se someterá mañana a una primera votación general, antes de que pase a las comisiones específicas.

El Gobierno socialista presenta el plan de gastos e ingresos para 2016 una vez concluida una ardua negociación con Bruselas, que forzó a Lisboa a ahorrar 1.000 millones de euros más con respecto al primer borrador propuesto en enero.

"A pesar de los agoreros y los fatalistas, existe una alternativa responsable y dialogante que, dentro del euro, defiende más crecimiento, más empleo y más igualdad", agregó el primer ministro, quien adelantó que el déficit y la deuda se contraerán, a pesar de contar con medidas antiausteridad.

El Ejecutivo pronostica una caída del déficit hasta el 2,2 % del PIB en 2016; de la deuda pública, hasta el 127,7 % del PIB, y un crecimiento económico del 1,8 %.

Sin embargo, el portavoz del conservador PSD, principal fuerza opositora, Luís Montenegro, censuró los presupuestos y acusó al Gobierno de estar presentando un documento "electoralista".

"Estos presupuestos solo podían ser disparatados, confusos (...) Éstos no son los verdaderos presupuestos", dijo Montenegro en alusión a un proyecto revisado con nuevos recortes que su partido cree que podrá ser presentado durante el año.

El Ejecutivo minoritario de Costa gobierna desde noviembre pasado gracias a un inédito pacto con el Bloque de Izquierda (aliado en la UE a los partidos español Podemos y griego Syriza) y con el ortodoxo PCP, con los que se comprometió a rebajar la austeridad.

Con el respaldo de ambas fuerzas, ya ha promovido la devolución de los recortes salariales a los funcionarios públicos, el aumento del 5 % del salario mínimo, la subida de las pensiones más bajas y la eliminación de un impuesto extraordinario en el 90 % de las nóminas.

Los tres partidos de izquierdas aprobarán con toda probabilidad los presupuestos, ya que juntos tienen mayoría absoluta, 122 escaños (86 del PS, 19 del Bloque y 17 de los comunistas y verdes), frente a los 107 de los dos partidos de la centroderecha.

Tanto el Bloque, tercera mayor fuerza, como los comunistas, cuarta mayor, ya han anunciado que, aunque el documento no les satisface plenamente, lo respaldarán en la votación de mañana.

La líder del Bloque de Izquierda, Catarina Martins, justificó el respaldo a los presupuestos porque "reponen derechos laborales y recuperan rendimientos", aunque se haga de forma "tímida".

El secretario general de los comunistas, el veterano Jerónimo de Sousa, aclaró que no se trata de un proyecto presupuestario de su partido, sino del PS, al que le pidió ir "más lejos".

Sin embargo, el dirigente comunista anunció el apoyo al texto porque "da señales" de dar marcha atrás a la "política de explotación y empobrecimiento que beneficia al gran capital".

Por Antonio Torres del Cerro

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha