eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

La izquierda rupturista española se divide ante las elecciones griegas

Pablo Iglesias apoya sin fisuras a Alexis Tsipras ante las elecciones de este domingo; otros sectores de Podemos se decantan por Unidad Popular, la escisión que pide la salida del euro

Alberto Garzón no acudirá al cierre de campaña de Syriza, pese a estar invitado, y ha optado por mantener su agenda en Cataluña

Otras formaciones europeas que se volcaron con el ex primer minsitro heleno se ponen ahora de perfil

36 Comentarios

- PUBLICIDAD -
Tsipras

Alexis Tsipras, durante la campaña de enero.

El ferviente y unánime apoyo que recibieron Syriza el pasado mes de enero por parte de toda la izquierda rupturista europea se ha enfriado en apenas nueve meses. Si en aquellas elecciones generales los líderes emergentes pugnaban por salir en la foto junto a Alexis Tsipras, en las que se celebran el próximo domingo 20 son muchos los que han optado por ponerse de perfil. La fallida negociación con la UE y la firma del tercer rescate pese al #OXI del referéndum de julio han provocado una fuerte división en las fuerzas que promueven una alternativa a la austeridad en Europa. Y no únicamente en España.

Solo Pablo Iglesias y el sector oficial de Podemos  mantiene su apoyo sin fisuras a Syriza. El secretario general acudirá este viernes al mitin central que supondrá el punto final de la campaña electoral del partido griego. La dirección estatal del partido rechaza el tercer rescate y las condiciones del memorando de entendimiento, pero creen que Tsipras se encontró ante una situación imposible en la que, sí o sí, estaba abocado a perder. "Es tristemente lo único que podía hacer", aseveró Iglesias el pasado 16 de julio.

El apoyo de Podemos a Syriza es oficial. Orgánico. Lo debatió y decidió así el Consejo Ciudadano Estatal, el principal órgano entre asambleas. "Esto no que no quiere decir que no haya personas que apoyan otras propuestas y plantean otros proyectos", aseguró Carolina Bescansa en rueda de prensa este mismo miércoles. La número tres de Podemos salía así al paso del viaje que dos diputados andaluces del partido para dar su apoyo activo a la escisión de Syriza, Unidad Popular, que propugna la salida del euro.

No son los únicos. Otros cargos institucionales de Podemos también han dejado de apoyar a Tsipras. Fue aquel  "temblor de piernas" que lamentó la secretaria general andaluza, Teresa Rodríguez. Aunque la líder regional se apresuró a explicar que sus palabras no se contradecía con la línea oficial del partido, la idea que subyacía sí tiene predicamento entre una parte de las bases de Podemos. No en vano, representantes como el eurodiputado Miguel Urbán han grabado un vídeo de apoyo a Unidad Popular. "Se llama democracia y nos gusta defenderla y practicarla", zanjó Bescansa el miércoles.

IU, entre Syriza y Unidad Popular

La posición de Izquierda Unida, el otro gran referente de Syriza en España, ha sido más fluctuante. La coalición que dirige Cayo Lara no termina de definirse. En un primer momento,  IU rechazó el acuerdo y las condiciones del tercer rescate. En el Congreso de los Diputados, el grupo de la Izquierda Plural  votó en contra durante el debate que convocó, a toro pasado, el Gobierno.

A la vez, la coalición ha mostrado su apoyo moral a Syriza. El hoy partido griego inició su andadura como coalición de izquierdas. Y durante su gestación pidió el consejo de IU para poner los cimientos. Ambos además comparten militancia en el Partido de la Izquierda Europea y en grupo parlamentario en Europa, donde también coinciden con Podemos.

El pasado martes, en una entrevista en eldiario.es,  Alberto Garzón reiteró su "postura crítica" pero "sabiendo que son un partido amigo" y aseguró que IU mantiene relaciones con Syriza pero que también las ha abierto con Unidad Popular. Garzón cree que ambos, Syriza y Unidad popular, están "del mismo lado" en la "refundación necesaria de Europa". Y, como Pablo Iglesias, rechaza condenar a Tsipras: "Sería deshonesto porque no tengo toda la información y sería injusto con Alexis Tsipras porque no estábamos en su piel. Sí podemos decir que el acuerdo final es malísimo".

Garzón, sin embargo, ha rechazado la invitación de Syriza para participar en el mitin del viernes al que sí acudirá Iglesias. El diputado malagueño está volcado en la campaña de las elecciones catalanas. El viernes tiene un acto en Barcelona a las 18.00 horas y ha optado por mantener la agenda. Después, viajará a Madrid, donde se celebra durante el fin de semana la tradicional fiesta del PCE.

¿Y Europa?

El mitin del viernes en Atenas cierra una campaña muy difícil. Las encuestas arrojan un empate técnico entre Syriza y el partido conservador Nueva Democracia, muy por delante del resto de candidaturas. La gobernabilidad del país está en duda y Alexis Tsipras ha recurrido a sus socios europeos para que le apoyen antes de la apertura de las urnas.

Al acto acudirán dirigentes de Die Linke (La Izquierda), Gregor Gysi, y Los Verdes alemanes, con su coportavoz Ska Keller. También ha aceptado el presidente del Partido de la Izquierda Europea (PIE), Pierre Laurent, quien también es el máximo dirigente del Partido Comunista Francés.

Fuera de la lista, aunque se desconoce si han sido invitados, están los representantes del Bloco de Esquerdas portugués o del Front de Gauche francés. Su líder, Jean-Luc Mélenchon, firma junto al ex ministro de Finanzas griego Yanis Varufakis y la expresidenta del parlamento heleno, Zoe Konstantopoulou, el alemán Oskar Lafontaine, y el italiano Stefano Fassina un manifiesto que pide "un plan B para Europa".

Konstantopoulou forma parte de los escindidos de Syriza, mientras Varufakis ha optado por mantenerse al margen de la contienda electoral y ha apelado a un movimiento europeo que aúne a los contrarios a las políticas de austeridad.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha