eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

La justicia alemana imputa por asesinato por odio al atacante palestino de Hamburgo

- PUBLICIDAD -
La justicia alemana imputa por asesinato por odio al atacante palestino de Hamburgo

La justicia alemana imputa por asesinato por odio al atacante palestino de Hamburgo

La Fiscalía federal alemana acusó hoy de asesinato y seis intentos de asesinato al palestino que el pasado julio atacó con un cuchillo a varias personas en un supermercado de Hamburgo, movido presuntamente por odio a los cristianos, pero sin vínculos con organizaciones yihadistas.

El acusado, de 26 años e identificado como Ahmad A., actuó movido por el "odio ciego" y con clara intención de vengarse sobre ciudadanos cristianos por las injusticias que, a su parecer, se cometen en Israel y otras parte del mundo contra los musulmanes, apuntó la acusación formal de la Fiscalía.

En su ataque mató a una persona y dejó heridas de gravedad a otras seis, sobre las que se había lanzado con clara intención de matarlas "cobardemente e impulsado por los más bajos motivos", destacó ese departamento en un comunicado.

Con su acción pretendía "sumarse" a los ataques perpetrados por el yihadismo islámico y a esa causa, para lo que se propuso "matar a tantos cristianos alemanes como le fuera posible", lo que da a su ataque rango de acto contra la seguridad nacional.

La Fiscalía constata que en las investigaciones no se ha apreciado indicio alguno que apunte a un vínculo del acusado con organizaciones terroristas como Estado Islámico (EI).

Según parece, su odio se dirigía principalmente contra los cristianos alemanes, ya que consideraba que merecían la muerte como corresponsables de las, a su parecer, "injusticias" que sufren los palestinos en Israel.

El ataque ocurrió el pasado 28 de julio en una filial de la cadena de supermercados "Edeka" de un barrio de Hamburgo y el palestino fue reducido gracias a la intervención de otros ciudadanos, que le interceptaron en la calle y le lanzaron sillas y otros objetos hasta reducirlo mientras llegaba la policía.

Las primeras investigaciones apuntaron a que el palestino, un refugiado pendiente de expulsión sin vínculos conocidos con el yihadismo, había actuado por radicalismo islámico o por transtornos psíquicos.

En el albergue al que le habían asignado las autoridades de inmigración, un centro con 600 asilados, se le conocía como una persona de comportamiento complejo e inestable.

El agresor había entrado en Alemania en 2015 por Dortmund (oeste) en 2015 y se le asignó como punto de residencia Hamburgo, donde en 2016 se le notificó que su solicitud había sido rechazada.

Desde entonces esperaba ser expulsado, pero la orden no se había podido hacer efectiva por no tener los papeles en regla.

En los últimos tiempos se habían observado en él "cambios", se le veía frecuentemente recitando el Corán y había empezado a vestirse a la usanza islámica.

El ataque ocurrió en cuestión de unos minutos y fue perpetrado con un cuchillo de 20 centímetros que había robado poco antes de una estantería de ese mismo supermercado.

La víctima mortal fue un alemán de 50 años, sobre el que se lanzó sin mediar palabra y que falleció en el mismo local.

Luego arremetió contra otras seis personas, a las que dejó heridas de distinta consideración.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha