eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

Una mayoría parlamentaria vuelve a exigir el cierre de la central de Garoña

- PUBLICIDAD -
Una mayoría parlamentaria vuelve a exigir el cierre de la central de Garoña

Una mayoría parlamentaria vuelve a exigir el cierre de la central de Garoña

Todos los grupos parlamentarios del Congreso, salvo el PP, han vuelto a unirse para exigir al Gobierno el cierre definitivo de la central nuclear de Garoña (Burgos), el desmantelamiento de la misma en condiciones de seguridad y la puesta en marcha de un plan alternativo de reindustrialización de la zona.

La iniciativa ha llegado al Pleno de la Cámara Baja de la mano de una proposición no de ley presentada por el diputado de Bildu, Oskar Matute, en la que también se pedía la destitución del presidente del Consejo de Seguridad Nuclear (CSN), Fernando Martí.

Finalmente, Bildu ha retirado la destitución de Martí para contar con el apoyo de la mayoría de grupos que han acordado una enmienda transaccional volviendo a pedir el cierre de la planta nuclear burgalesa, como ya hicieran en la Comisión de Energía.

Matute ha reconocido que el de hoy era "un capitulo más en una larga historia" de una central de 47 años con 147 incidencias desde que se puso en funcionamiento, que "sólo sigue abierta para ver si puede obtener lucro cesante" ya que los propietarios de la central, Endesa e Iberdrola "no necesitan Garoña".

El diputado de Bildu ha dicho que "el interés general debe prevalecer" por encima de todo en la decisión del Gobierno sobre si autorizar o no la reapertura Garoña (para lo que tiene un plazo de seis meses), y ha recordado que la mayoría de las personas del País Vasco y del resto de España exige su cierre.

Matute se ha referido a la posibilidad de que el PP esté negociando el cierre de Garoña con el Partido Nacionalista Vasco (PNV) -que también ha apoyado esta iniciativa- a cambio de contar con su apoyo a los presupuestos, asegurando que "no les importa especular con la salud de las personas".

El diputado del PP Guillermo Mariscal le ha contestado que siempre es mejor eso que "hacerlo con la extorsión y el asesinato" como hizo la banda terrorista ETA para oponerse a la central nuclear de Lemóniz (Vizcaya), que nunca se abrió por la aprobación de la moratoria nuclear del Gobierno socialista en el año 1984.

Mariscal ha lamentado que el cierre de Garoña "sea el pegamento que permite unir a todos los grupos de la oposición contra el PP", y ha dudado de "que un partido como Bildu presente una iniciativa como esta con la excusa de mejorar la vida de los españoles".

El diputado del PP ha dicho que la transición energética debe hacerse a "una velocidad responsable o se generará déficit".

Por su parte, el diputado de Unidos Podemos, Juan López de Uralde, le ha dicho que "con un cierre progresivo, ordenado y seguro" de las centrales nucleares "nunca tendremos que hacer frente a una situación desordenada para precio de la energía y para las emisiones de CO2".

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha