eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

Un miembro de la célula de Verviers dice que recibía órdenes de Siria y Turquía

- PUBLICIDAD -

El hombre que alquiló el piso franco utilizado por la célula terrorista de Verviers y que fue desmantelada el 15 de enero de 2015, Mohammed Hamza Arshad, afirmó hoy que ejecutaba órdenes que venían desde Siria y de Turquía.

En el segundo día del juicio contra la célula yihadista, Arshad indicó ante el tribunal correccional de Bruselas que era el único en la sala que mantuvo correspondencia con contactos en Turquía, entre ellos con Abdelhamid Abaaoud, presunto cerebro del 13-N que murió en un asalto de la Policía francesa a un piso de Saint-Denis.

En el proceso hay 16 acusados por participación en actividades de un grupo terrorista o por haber planificado atentados en Bélgica, pero solo siete se sentarán en el banquillo, dado que nueve están desaparecidos, entre los que ocho se encontrarían en Siria.

El 15 de enero de 2015 las fuerzas de seguridad belgas desplegaron una amplia operación antiterrorista en seis ciudades belgas, incluida la capital, y evitaron así "atentados terroristas de envergadura y que iban a ser cometidos de inmediato" por presuntos yihadistas recién retornados de Siria.

Durante la operación policial realizada en concreto en Verviers murieron dos presuntos yihadistas y un tercero, que resultó herido en el asalto a una vivienda, fue detenido.

Arshad explicó hoy que solo conocía a Abaaoud por sus contactos telefónicos, según informa la Agencia Belga.

El miembro de la célula yihadista de Verviers, en la provincia belga de Lieja, también compró en grandes superficies comerciales en Francia "productos" que fueron encontrados en el piso franco y que servían para fabricar explosivos, así como radioteléfonos.

Arshad estuvo en contacto regular en noviembre de 2014 con otro acusado, Souhaib El Abdi, a quien pidió confeccionar rápidamente nueve documentos de identidad falsos, uno de ellos a nombre de Abaaoud, también el presunto cerebro de la célula de Verviers.

Los dos hombres no se conocían antes de este "encargo", de acuerdo con la Agencia Belga.

Mohammed Hamza Arshad partió a Siria en septiembre de 2014 y volvió tres semanas después a Bélgica con diferentes fotos de identidad para fabricar documentos falsos, así como con 10.000 euros del Estado Islámico (EI) con la misión de encontrar un apartamento en Bélgica.

En octubre se fue además a Turquía durante dos días, presuntamente por orden de Abaooud.

El presidente del tribunal, Pierre Hendrickx, se interesó por los vínculos entre Arshad y El Abdi a quien había prestado en varias ocasiones un vehículo, en una de ellas para transportar muebles al piso franco.

El Abdi, por su parte, ha repetido que no tenía ningún vínculo con el terrorismo y que ignora los proyectos de la célula de Verviers.

El hombre logró escapar del asalto policial al piso antes de ser detenido al día siguiente en Francia, cerca de la frontera con Italia, y dijo el martes que en realidad quería partir a Holanda.

Arshad se presentó en todo momento como alguien que cumplía órdenes y que en noviembre recibía casi a diario instrucciones desde un número de teléfono turco.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha