eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

Un miembro de una "célula radical" entre los organizadores de los disturbios

- PUBLICIDAD -

Uno de los organizadores de los disturbios registrados anoche en un centro de acogida de refugiados situado en el sur de Bulgaria pertenece a una "célula radical", informó hoy la ministra en funciones del Interior, Rumyana Bachvarova.

La ministra reveló está información en una intervención en el Parlamento y aseguró que la Agencia Estatal de Seguridad Nacional, encargada de contraespionaje, había obtenido ese dato en distintos interrogatorios.

"Hasta el momento los agentes descubrieron a una persona perteneciente a una célula radical. Los interrogatorios continúan, los colegas siguen trabajando en el lugar y no se descarta la posibilidad de más personas radicalizadas", declaró Buchvarova.

La ministra no precisó si esa persona radicalizada era miembro o simpatizante de algún grupo yihadista ni especificó su identidad o nacionalidad.

Más de 400 inmigrantes han sido detenidos y al menos 24 policías resultaron heridos durante los disturbios en el centro de acogida de Harmanli, que alberga a unos 3.000 inmigrantes a unos 50 kilómetros de la frontera con Turquía.

Los inmigrantes protestaron porque las autoridades búlgaras impusieron la prohibición de abandonar el lugar por motivos sanitarios.

Varios cientos de inmigrantes, en su mayoría afganos y paquistaníes, quemaron neumáticos y arrojaron piedras y otros objetos contra los agentes de la policía búlgara.

Los policías respondieron con material antidisturbios, pelotas de goma y un cañón de agua.

Según la ministra del Interior, los agentes tratan de establecer la identidad de los organizadores de la protesta, y subrayó que los desórdenes coincidieron con otros sucedidos en otros lugares de Europa.

"Al mismo tiempo hubo protestas similares en centros de la isla griega de Lesbos, en Italia y en Francia", afirmó Bachvarova.

La semana pasada, las autoridades búlgaras decidieron impedir temporalmente la salida del centro tras protestas vecinales por supuestos casos de enfermedades infecciosas entre los internos.

Tras analizar la situación, las autoridades concluyeron que no existía ninguna amenaza epidemiológica, pero aun así se prohibió la salida de los internos a la espera de más exámenes médicos.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha