eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

El primer ministro húngaro asegura que "hablar de cuotas es una invitación para los inmigrantes"

- PUBLICIDAD -
Hungría, "indignada" por las críticas de la ONU a su trato a los refugiados

Hungría, "indignada" por las críticas de la ONU a su trato a los refugiados

El polémico primer ministro húngaro, Viktor Orbán, considera que hablar hoy sobre las cuotas de refugiados que deben repartirse los países de la Unión Europea (UE) supone "una verdadera invitación" a la llegada de inmigrantes de Oriente Medio.

En una entrevista con el diario francés "Le Figaro" y otros periódicos europeos, Orbán manifestó que su intención es blindar también las fronteras de su país con Rumanía ante el previsible cambio de trayecto de los flujos de demandantes de asilo.

"Las rutas no son elegidas por los inmigrantes, sino por los propios traficantes. Como ya no podrán pasar por Hungría, cambiarán de camino para pasar por Rumanía, probablemente", dijo, antes de agregar que eso le llevará a levantar una nueva valla en la frontera con ese país "a lo largo del río Mures".

Asimismo, insistió en que Budapest está en desacuerdo "no con los cuotas, sino con las cuotas obligatorias" (propuestas por Francia, Alemania y la Comisión Europea), por lo que prometió que hará "todo lo posible" por oponerse a ellas.

También se mostró contrario a la creación de centros de acogida de los demandantes de asilo sobre suelo húngaro, como pretenden París y Berlín, y abogó por ubicarlos fuera de las fronteras de la UE "o incluso en Grecia".

Orbán defendió que su país ha acogido a 1.500 familias de refugiados árabes en los últimos cinco años, sobre todo cristianas, a petición de las iglesias de Oriente Medio.

En este sentido, expresó sus dudas acerca de la integración de los musulmanes, "que en Europa no se ha conseguido", y dijo que su país se opone a "seguir esa vía".

"Si los cristianos dejamos a los musulmanes rivalizar con nosotros en nuestro continente, nos sobrepasarán en número, es matemático", opinó.

Orbán defendió acabar con el sistema de Dublín -por el que los inmigrantes son devueltos a los países en los que han solicitado asilo- y se mostró dispuesto a que su país participe en una operación militar de la comunidad internacional en Siria.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha