eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

El primer ministro húngaro dice que los inmigrantes son "víctimas" de malas políticas

- PUBLICIDAD -
El primer ministro húngaro dice que los inmigrantes son "víctimas" de malas políticas

El primer ministro húngaro dice que los inmigrantes son "víctimas" de malas políticas

El primer ministro húngaro, Victor Orbán, dijo hoy que los inmigrantes son "víctimas" de las malas políticas de los gobiernos de sus países, de los traficantes ilegales de personas y de una política errónea de la Unión Europea (UE).

"El tema de migraciones es de los pocos en la política en que uno no debe cometer un error porque nunca más podría corregirlo", dijo Orbán en la ciudad serbia de Nis, donde se reunió con su homólogo serbio, Aleksandar Vucic.

"Si en una ocasión se les ocurre que Hungría puede ser un país de destino para ellos, en el que pueden entrar sin control, de forma ilegal e ilimitada, en espera de una vida buena, nunca se irían", señaló, a la vez que advirtió de que la llegada masiva de inmigrantes cambia la vida de un país.

"Y nuestros hijos y nietos nos preguntarán por qué habéis permitido que cambien nuestros Estados, Europa, la cultura, la composición étnica de Hungría, la forma de pensar y la seguridad en Hungría, por qué hemos permitido que la situación se vuelva peor. ¿Y qué contestaríamos?", se preguntó.

"No debemos traer aquí los problemas, sino debemos llevar ayuda a sus países, y Hungría hará todo lo posible para que cada inmigrante en Europa pueda regresar a su patria", declaró Orban.

Reiteró su rechazo a la propuesta de la Unión Europea de repartir contingentes de refugiados mediante cuotas entre todos los 28 socios.

"Queremos controlar la situación, nuestras vidas, no aceptamos el dictado de Bruselas cuando quieren decirnos que debemos vivir de esta manera o la otra. Eso es inaceptable", dijo.

Hungría levantó en 2015 una valla en la frontera con Serbia para frenar el paso de refugiados y luego otros países de la ruta de los balcanes cerraron también sus fronteras.

A pesar de ello, numerosas personas, aunque no tantas como el año pasado, continúan llegando a la región al huir de los conflictos en Oriente Medio y otras regiones, con la esperanza de poder seguir camino para obtener asilo en el norte de Europa.

Según datos oficiales, en Serbia hay de momento más de 5.000 refugiados en centros de acogida y unos 1.300 fuera de los mismos.

Desde hace dos semanas, Hungría deja pasar desde Serbia sólo a unos 400 inmigrantes al mes, dos veces menos que hasta entonces.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha