eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

El ministro francés de interior dice que la cárcel es una escuela de islamismo radical

- PUBLICIDAD -
El ministro francés de interior dice que la cárcel es una escuela de islamismo radical

El ministro francés de interior dice que la cárcel es una escuela de islamismo radical

La cárcel en Francia se ha convertido en "una escuela de reincidencia y de propagación del islam radical", dijo el ministro galo del Interior, Manuel Valls, en una entrevista publicada hoy por el periódico "Le Journal du Dimanche (JDD)".

Valls pretende por ello luchar desde su gabinete, y en colaboración con el Ministerio de Justicia, contra la criminalidad habilitando también alternativas a la prisión para evitar la reincidencia, dijo.

"En nuestra sociedad hay grupos radicales, algunos de ellos vinculados al salafismo. Hay individuos perdidos, a menudo jóvenes relacionados con la delincuencia, que se agarran a las ideas extremistas", indicó.

El titular francés de Interior, que se alineó firmemente con la libertad de prensa cuando el semanario satírico galo "Charlie Hebdo" publicó caricaturas de Mahoma desnudo esta semana, insistió en que estaba justificado prohibir las manifestaciones convocadas ayer en Francia para protestar contra las viñetas "por razones de orden público".

"¿Quién puede tolerar manifestaciones que promuevan el odio con eslóganes racistas y antisemitas, con individuos peligrosos y mujeres totalmente cubiertas por velos?", se preguntó el ministro del Interior, que reconoció que el islamismo radical en Francia es uno de los "desafíos" de la sociedad.

En ese sentido, Valls felicitó a la comunidad musulmana de Francia y sus líderes religiosos por haber llamado a la calma tras la publicación de las caricaturas y contribuir a que no se registraran incidentes graves.

"Han demostrado su adhesión a los valores de la República. El islam en Francia, mostrando su apego a la democracia, envía un mensaje importante al resto del mundo y a los países árabes", señaló el ministro.

Por otro lado, Valls señaló que uno de sus grandes objetivos es "lanzar una verdadera cooperación internacional, especialmente con los países del sur de Europa y del Mediterráneo, para cortar las rutas de la droga".

En esa línea, se declaró contrario a la legalización del cannabis, tal y como han planteado algunas voces dentro de su propio partido.

"Nuestra sociedad necesita reglas y prohibiciones", dijo Valls, quien señaló que "el cannabis que llega a Francia cada vez es más peligroso y más concentrado".

Considerado políticamente como a la derecha del Partido Socialista (PS), la popularidad del ministro del Interior no ha dejado de aumentar desde que se estrenara en el puesto tras las elecciones del pasado junio, mientras que la del presidente de Francia, François Hollande, sigue cayendo en picado y ha llegado ya a los 43 puntos, según el barómetro publicado hoy por el "JDD".

"Estamos preparados para las dudas e incluso la impopularidad" ante el desafío de ahorrar 30.000 millones de euros de cara a los próximos presupuestos generales, dijo Valls al respecto.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha