eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

La misión de la UE en R.Centroafricana destaca el reto de crear una cadena de mando

- PUBLICIDAD -

La misión de asesoramiento militar de la Unión Europea (UE) para reformar las Fuerzas Armadas centroafricanas se enfrenta como principal reto a la reconstrucción de una cadena de mando que no esté "politizada", indicó hoy el comandante de la misión, el general francés Eric Hautecloque.

"Ésa será la mayor dificultad, en un año ha habido pocos avances", reconoció Hautecloque en una rueda de prensa en Bruselas para informar del trabajo de la misión EUTM RCA, en la que participan 22 militares españoles destinados en la capital, Bangui, de un total de 70 efectivos europeos.

El general francés señaló que la misión, que se inició en julio por un periodo de dos años, se basa en tres pilares, el primero de ellos proporcionar "consejo estratégico" al Ministerio de Defensa y el Estado Mayor del país.

"Para reconstruir un ejército, primero hay que reconstruir la cabeza", comentó sobre la cadena de mando, que debe "no estar politizada" y ser "respetuosa con el poder político y estar al servicio de la población".

Los otros dos pilares a los que se refirió es la creación de las academias militares para que recluten oficiales y la formación de efectivos.

La misión ha comenzado su labor con el entrenamiento de una compañía compuesta por 20 oficiales y 170 soldados que estará completada "a finales de diciembre" y "se integrará en el dispositivo" de seguridad que por el momento garantiza la misión de la ONU en el país, la MINUSCA.

"El objetivo es acompañar a las autoridades centroafricanas, bajo el signo del respeto a al soberanía y a la cultura del país", comentó el general francés.

Hautecloque agregó que la UE tratará de crear el "núcleo duro" de las Fuerzas Armadas "para que sigan el trabajo después de que nos hayamos ido".

Mañana Bruselas acoge una conferencia internacional de donantes para la República Centroafricana, donde las tensiones sectarias continúan y la violencia prevalece a pesar de que se han celebrado elecciones.

En 2013, Bangui, la capital del país, fue tomada por la entonces coalición rebelde Seleka, que asumió el poder tras la huida del derrocado presidente François Bozizé.

Estos rebeldes son de confesión musulmana, frente a una población mayoritariamente católica, por lo que el conflicto adquirió tintes sectarios y religiosos al enfrentarse los grupos Seleka con las milicias cristianas "Anti-Balaka".

Ambas partes cometieron abusos y vejaciones y se estableció una fuerza de paz de la ONU.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha