eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

Los neonazis suecos ganan visibilidad y amenazan el principal foro político

- PUBLICIDAD -
Los neonazis suecos ganan visibilidad y amenazan el principal foro político

Los neonazis suecos ganan visibilidad y amenazan el principal foro político

El Movimiento de Resistencia Nórdico (NMR), el grupo neonazi más activo en Suecia, ha multiplicado su protagonismo estos días con su presencia en la semana de Almedalen, principal reunión política anual en el país, mientras tres personas vinculadas al grupo son juzgadas por varios ataques con explosivos.

El parque de Almedalen de Visby (en la isla báltica de Gotland) comenzó a ser usado en verano para reuniones políticas improvisadas con los ciudadanos por el fallecido primer ministro sueco Olof Palme a finales de la década de 1960.

Casi medio siglo después, la semana de Almedalen se ha convertido en foro de referencia en Suecia, donde cerca de 40.000 personas acuden para asistir a discusiones políticas entre los líderes de los partidos y organizaciones de todo tipo, una idea exportada con éxito en los últimos años a otros países nórdicos y bálticos.

Pero la edición de este año, que empieza hoy, llega precedida por la polémica presencia del NMR, que amenaza con afear lo que se considera un ejemplo del modelo democrático escandinavo.

La asistencia del grupo fue autorizada por la policía con la aprobación de las autoridades locales, que ante el revuelo provocado quisieron cambiar de opinión, pero demasiado tarde para frenar el trámite administrativo.

Aunque los organizadores aseguran que el NMR no forma parte del programa oficial y la policía ha garantizado la seguridad, la presencia de un grupo de ideología abiertamente nazi ha generado duras críticas en Suecia.

"Se trata de una organización sin ningún aprecio por la democracia. No creo que debamos darle plataformas democráticas", dijo hace dos días el primer ministro sueco, el socialdemócrata Stefan Löfven, quien no estará presente por compromisos previos.

Diputados socialistas y el Partido Feminista han anunciado su boicot a Almedalen en protesta, la Asociación Nacional para la Igualdad Sexual (RFSL) ha suspendido varios actos y una decena de organizaciones como Save the Children y el Fondo Mundial para la Naturaleza han enviado una carta mostrando su preocupación.

Fundado en 1997 a partir de otro grupúsculo neonazi como Movimiento de Resistencia Sueco, el NMR ha ganado fuerza en los últimos años, extendiéndose al resto de Escandinavia (de ahí el cambio de nombre), además de anunciar su intención de presentarse a las elecciones legislativas del próximo año en Suecia.

El NMR cuenta ya con dos concejales en dos localidades de la región de Dalarna (centro de Suecia), que se aprovecharon de las listas abiertas del ultranacionalista Demócratas de Suecia -tercera fuerza parlamentaria y de corte xenófobo- para salir elegidos.

Ahí reside la mayoría de los 150 miembros del grupo en Suecia (250 en total), un tercio reclutado en 2015, según el último estudio de la fundación Expo, dedicada a investigar las actividades de la ultraderecha y en cuya creación participó en su día el fallecido escritor Stieg Larsson, autor de la célebre saga "Millennium".

Varias personas vinculadas al NMR tienen condenas por actos violentos, como uno de sus fundadores y su anterior líder, Klas Lund, que cumplió una pena de 4 años por homicidio y otras por robo y posesión ilegal de armas.

El NMR, que defiende un estado nacionalsocialista y lucha "por la libertad y la supervivencia de la raza nórdica", ha multiplicado su presencia en manifestaciones y protestas hasta convertirse en el grupo neonazi más activo y peligroso, según los servicios de seguridad suecos.

Un simpatizante del grupo se lanzó con su coche contra una manifestación pro refugiados en Malmoe (sur de Suecia) hace un mes, sin provocar heridos, y tres personas vinculadas al NMR esperan sentencia tras un juicio por varios ataques con explosivos contra viviendas de solicitantes de asilo y una librería anarquista.

El fiscal pide 12 años de cárcel por intento de asesinato, mientras el NMR se desmarca de cualquier participación en los atentados y otros actos similares, aunque apoya públicamente a sus supuestos autores.

Anxo Lamela

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha