eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

Una ofensiva intenta echar a talibanes del área donde se produjo el terremoto

- PUBLICIDAD -
Una ofensiva intenta echar a talibanes del área donde se produjo el terremoto

Una ofensiva intenta echar a talibanes del área donde se produjo el terremoto

Las tropas afganas lanzaron una ofensiva en la que han muerto siete insurgentes y dos soldados afganos, para recuperar zonas tomadas por los talibanes en la provincia de Badajshan, donde hace una semana se situó el epicentro del seísmo que golpeó Afganistán y donde es muy complicado el envío de ayuda.

Según informó hoy a Efe el jefe de Policía de Badajshan, el general Saji Ghafoori, la ofensiva empezó ayer en esa provincia norteña.

Los combates se centran en el distrito de Raghistan y está previsto que se extiendan a otras zonas para expulsar a los talibanes "uno a uno" de todos los distritos, lo que facilitará el envío de ayuda a las víctimas del seísmo una vez que "sus aldeas sean seguras", afirmó el jefe policial.

Las tropas afganas cuentan con apoyo de población local que "también ha tomado las armas y se ha unido a las fuerzas de seguridad en la operación", aseguró el jefe del Consejo Provincial de Badajshan, Abdulá Naji Nazari.

Al menos 13 de los 28 distritos de la provincia son inaccesibles por carretera debido a la nieve y a la falta de seguridad por la presencia de insurgentes, que controlan el distrito de Wardooj en esta zona montañosa y remota, fronteriza con Pakistán, China y Tayikistán.

"Wardooj, Yamgan, Kiran-o-Menjan y algunas partes del distrito de Juram, todas alrededor del epicentro, están todavía privadas de ayudas debido a la amenaza de los talibanes. No se han establecido aún comunicaciones con estas zonas", declaró el director del departamento afgano de Gestión de Desastres, Syed Homayoon Dehqaan.

Este departamento prevé enviar la ayuda vía aérea desde Kabul a zonas inseguras, apuntó el director.

Los talibanes atacaron el viernes puestos de control de la Policía en la vecina provincia de Nuristan, otra de las más afectadas por el terremoto, después de haber asegurado que intentarían evitar combates para facilitar la llegada de ayuda, muy complicada en áreas inseguras.

El terremoto de 7,5 grados en la escala de Richter causó el pasado 26 de octubre al menos 118 muertos y 558 heridos en Afganistán, mientras que en el vecino Pakistán al menos 275 personas murieron y 1.802 resultaron heridas.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha