eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

La oposición pide al Gobierno que dé marcha atrás en la "cruel" reforma sanitaria

- PUBLICIDAD -
Alfonso Alonso pide apartar los servicios sociales del enfrentamiento político

Alfonso Alonso pide apartar los servicios sociales del enfrentamiento político

Todos los partidos de la oposición han reclamado al Gobierno que dé marcha atrás en la reforma sanitaria que han calificado como la decisión más "injusta, antisocial y cruel" de las adoptadas por el Ejecutivo esta legislatura.

El Pleno del Congreso de los Diputados ha debatido hoy la toma en consideración de una proposición del Ley del PSOE sobre la universalización del derecho a la asistencia sanitaria pública que ha contado con el apoyo de todos los grupos de la oposición y el rechazo del PP.

La diputada del PSOE María del Puerto Gallego ha afirmado que el real decreto 16/2012 de reforma sanitaria "se ha convertido en un arma de destrucción del sistema público con el único objetivo de abrir el jugoso negocio de la sanidad".

Ha asegurado que tres años después de la reforma hay 28.000 millones de euros de deuda acumulada, así como importantes dificultades de una parte de la población a la hora de acceder a determinados tratamientos médicos, como es el caso de los enfermos crónicos, los jubilados o las personas con enfermedades raras.

"Es una de las decisiones más injustas, más antisociales y más crueles" que ha tomado el Gobierno, ha afirmado Gallego.

Por su parte, la diputada del PP Teresa Angulo ha criticado al PSOE por acudir "al mito" y a la "ficción" de que en la España del año 2011 la sanidad era universal.

"Las personas sin ingresos no la tenían porque el PSOE, en un acto de crueldad, se la quitó y había españoles que pagaban sus impuestos y el PSOE les denegaba la cobertura sanitaria", ha destacado para afirmar después que durante el Gobierno socialista la sanidad no era universal, sino discriminatoria.

Ha denunciado, asimismo, la "desidia" del Ejecutivo del PSOE que no cobraba la asistencia médica que se prestaba a ciudadanos de otros países y que supuso dejar de ingresar 560 millones de euros.

"Por esas tropelías económicas fue necesario hacer esta reforma", ha asegurado.

Desde CiU, Teresa Gomis ha apoyado la toma en consideración de esta proposición de Ley porque considera que supone una oportunidad de recuperar el sistema sanitario universal "que el Gobierno abolió sin consenso y sin consultar".

Para Ana María Castaño, de la Izquierda Plural, el PP rechaza los argumentos de la oposición por su "concepción de la sanidad no como un derecho, sino como una mera mercancía, que reduce la atención sanitaria a un cruel y sucio negocio que basa el beneficio en el sufrimiento y el dolor de las personas".

Julio Lleonart, de UPyD, ha mostrado su apoyo a la propuesta del PSOE al considerar que, tras el real decreto, la sanidad es "menos gratuita, menos accesible y menos universal" y existen "trabas" que no garantizan la igualdad en el acceso a este derecho.

Joseba Andoni Aguirretxea, del PNV, ha calificado la reforma de la "peor medida que se ha tomado en materia sanitaria desde que las Cortes son democráticas", mientras que Sabino Cuadra, del grupo Mixto, ha lamentado que el real decreto supone la consideración de algunas personas como "intrusas" y de "segunda categoría".

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha