eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

Las pacientes que denunciaron a un médico por abusos ratifican las acusaciones

- PUBLICIDAD -
Las pacientes que denunciaron a un médico por abusos ratifican las acusaciones

Las pacientes que denunciaron a un médico por abusos ratifican las acusaciones

Las cinco pacientes que denunciaron al exjefe de urgencias del hospital Santa Caterina de Salt por abusos sexuales han ratificado sus acusaciones en el juicio que ha arrancado hoy en la Audiencia de Girona, y han llegado a revelar la existencia de mensajes y llamadas de móvil por parte del procesado.

Las mujeres han explicado que ninguna conocía con anterioridad al imputado, Josep C., hasta que las visitó entre octubre de 2008 y diciembre de 2009.

Todas han relatado tocamientos en órganos sexuales pese a que acudieron por afectaciones poco relacionadas con esas partes del cuerpo como una hernia de ombligo o un dolor de cadera.

Las víctimas han destacado que no supieron reaccionar en el momento y la mayoría han explicado que no denunciaron por vergüenza, deseo de olvidar los hechos o por pensar que nadie las creería.

Cuando una de ellas se atrevió a denunciar y el caso salió a la luz, el resto se animó a seguir la causa para, según han relatado dos de las afectadas, evitar que el imputado "vuelva a ejercer la medicina".

La primera víctima, una joven venezolana, ha relatado tocamientos, así como que el procesado la llamó dos días después de acudir a urgencias y le dijo que estaba frente a su domicilio, por lo que lo amenazó con denunciarlo.

A otra de las pacientes, le mandó un mensaje tras los presuntos abusos en la consulta en el que le manifestaba deseos de mantener sexo con ella.

El encargado de Recursos Humanos del Instituto de Asistencia Sanitaria en el momento de los hechos, Xavier Sanllehí, que fue el responsable de la apertura de un expediente informativo al procesado que acabó en despido por mala praxis, ha reconocido que algunas enfermeras se negaban a trabajar con Josep C. por sus continuos comentarios de contenido sexual.

El fiscal pide una pena de 18 años de cárcel para el acusado y el mismo tiempo de inhabilitación para ejercer la medicina por cinco delitos de abuso sexual, dos de ellos con introducción de miembros corporales por vía vaginal, así como la imposibilidad de acercarse a menos de 500 metros de las víctimas y una indemnización de 26.000 euros.

La defensa, que ha conseguido que la declaración de Josep C. sea la que cierre el juicio, mantiene que el imputado es un profesional "irreprochable" con veinticinco años de trayectoria y que las exploraciones que realizó respondieron a criterios médicos y, en absoluto, a algún tipo de ánimo libidinoso.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha