eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

Los palestinos informaron a Kerry de las nuevas órdenes de demolición en Jerusalén

- PUBLICIDAD -
Kerry se reune con el rey Abdalá y con Mahmud Abás en su visita a Jordania

Kerry se reune con el rey Abdalá y con Mahmud Abás en su visita a Jordania

El secretario de Estado estadounidense, John Kerry, ha sido informado de las últimas órdenes de demolición expedidas por las autoridades israelíes que afectan a Jerusalén Este, dijo hoy a Efe el portavoz de la Organización para la Liberación de Palestina (OLP) Ashraf Khatib.

Cientos de familias que residen los barrios de Ras Hamis y Ras Shahada, situados más allá del muro de separación israelí, están amenazadas por órdenes de demolición y más de 15.000 palestinos podrían quedarse en la calle.

La Municipalidad de Jerusalén considera que los once inmuebles -algunos de ellos de hasta de diez plantas- fueron construidos de forma ilegal y un tribunal de Asuntos Locales de Jerusalén dio a los propietarios 30 días para apelar. En caso contrario, se aceptará la solicitud del Ayuntamiento para derribar los edificios.

"Nosotros entregamos al secretario de Estado Kerry un documento en el que le informábamos de esas órdenes, así como también de los últimos proyectos de construcción en asentamientos anunciados por Israel", dijo Khatib.

El portavoz precisó que Kerry recibió el documento durante su visita ayer a Belén, donde se entrevistó con el presidente palestino, Mahmud Abás.

"También nos hemos dirigido a otras partes, como la Unión Europea y otros actores internacionales para informales de la situación", añadió el portavoz palestino.

Los palestinos aspiran a establecer la capital de un estado independiente en la parte este de Jerusalén, ocupada por Israel en 1967.

Jamil Sanduqa, que encabeza el comité local de desarrollo del barrio de Ras Khamis, uno de los afectados por las órdenes, dijo que más de 15.000 palestinos residen en la actualidad en los edificios amenazados por el derribo, informa hoy la agencia palestina "Maan".

Los barrios, adyacentes al campo de refugiados de Shuafat, rodeado casi por los cuatro costados por el muro de separación, están incluidos en el límite municipal de Jerusalén.

Sin embargo, no tienen continuidad con Jerusalén debido que a los bloques de hormigón de ocho metros que conforman la barrera los separan de la urbe desde que fue levantada en 2006.

Un portavoz de la Municipalidad de Jerusalén dijo que las órdenes de demolición se basan enteramente en procedimientos legales y exhortan a los propietarios a "regular esas cuestiones", según el diario "The Jerusalem Post".

Residentes del barrio de Siluán, en Jerusalén Este y junto a la ciudad vieja de Jerusalén, aseguran que también recibieron órdenes de demolición la semana pasada, informó el diario "Haaretz".

Aproximadamente 70.000 palestinos viven en los términos municipales de Jerusalén más allá de la barrera de separación, con lo que los servicios municipales en esas zonas son desatendidos, como la supervisión de las construcciones, lo que lleva a la edificación ilegal de numerosos apartamentos de varios pisos.

El diario precisa que el número de órdenes de demolición decretados por la Alcaldía se había reducido considerablemente en los últimos meses debido a las presiones de la comunidad internacional para que Israel detuviera esa política.

Las últimas rondas se iniciaron el mismo día en que el primer ministro israelí, Benjamín Netanyahu, ordenó seguir adelante con planes de expansión en colonias judías, en un intento de compensar a la derecha por la reciente liberación de presos palestinos.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha