eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

Un periodista de EEUU vetado en China cree que la represión ha empeorado con Xi

- PUBLICIDAD -
La "nueva China" de Xi Jinping: ni con Mao, ni sin él

La "nueva China" de Xi Jinping: ni con Mao, ni sin él

El periodista estadounidense Paul Mooney, al que el Gobierno chino ha denegado un visado de trabajo tras más de 18 años como corresponsal en el país, aseguró hoy a Efe que la represión "ha empeorado gravemente" con la llegada de Xi Jinping al poder hace un año, como lo demuestra el actual cerco a los medios.

"Me sorprendió mucho cuando los observadores de China predijeron que llevaría a cabo reformas, y ha ocurrido al contrario. Desde la llegada de Xi al poder la situación de los derechos humanos ha empeorado gravemente", señaló Mooney, colaborador desde China en distintos medios desde 1994.

"Las condiciones son ahora mucho peores que bajo el régimen de Hu Jintao (antecesor de Xi)", añadió Mooney, quien predice que "las cosas se van a poner mucho peor y seguirán así hasta que los líderes del Partido Comunista sean duramente presionados y admitan que la represión ya no funciona".

Mooney ha pasado ocho meses a la espera de que el Gobierno chino tramitara su solicitud de visado de periodista para trabajar en la agencia Reuters y finalmente el 8 de noviembre se le informó de que no le sería otorgado.

"Es obvio que se me ha rechazado por informaciones que he estado haciendo sobre derechos humanos, justicia social, Tíbet, Xinjiang y temas relacionados", destacó a Efe el reportero, quien no obstante subrayó que no se le ha dado una explicación oficial sobre el rechazo de su visado.

Para el periodista, quien se manifestó sorprendido por la relevancia internacional que su caso ha tenido, ello forma parte de una tendencia general más preocupante, "la única táctica del Gobierno chino, que es suprimir a cualquiera que alza la voz".

Ello, explica, se ha producido en un momento en que con el auge de las redes sociales en China se ha vuelto más complicada la censura, por lo que Pekín ha aumentado los controles en los ciudadanos chinos y los medios de comunicación dentro y fuera del país.

Desde la llegada al poder de Xi ha habido varios casos de coacción a importantes medios chinos que se respondieron de forma desafiante en algunos casos, como la huelga de la revista "Southern Weekend" a principios de año o la primera página del diario "New Express" que exigía la liberación de uno de sus periodistas detenidos el mes pasado.

Asimismo, han regresado métodos que evocan los tiempos de la Revolución Cultural, con famosos periodistas y expertos críticos con Pekín que comparecen en televisión para pedir perdón por "difundir rumores".

El portavoz del Ministerio de Asuntos Exteriores chino Qin Gang fue preguntado hoy en la rueda de prensa diaria de su departamento por la denegación del visado a Mooney y se limitó a señalar que China procede en la tramitación de estos permisos "de acuerdo con la ley".

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha