eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

El periodista del Washington Post acusado de espionaje comparece ante la Justicia iraní

- PUBLICIDAD -
El periodista del Washington Post acusado de espionaje comparece ante la Justicia iraní

El periodista del Washington Post acusado de espionaje comparece ante la Justicia iraní

El periodista irano-estadounidense del diario The Washington Post Jason Rezaian compareció hoy finalmente ante la Justicia iraní tras más de diez meses de detención acusado formalmente, junto con otras dos personas, de espionaje y de lanzar propaganda hostil contra Irán.

Según informó la agencia oficial iraní IRNA, Rezaian y los otros dos acusados fueron llevados ante el Tribunal de la Revolución número 15 de la capital iraní, una corte especializada en juzgar delitos contra la República Islámica, en donde los procedimientos contra el periodistas se realizarán a puerta cerrada.

En declaraciones recogidas por la agencia Tasnim, la abogada de Rezaían, Leila Ahsan, afirmó que la fiscalía de Teherán acusa al periodista de "espionaje" por haber recolectado información sobre temas de "política interna y exterior" iraní y suministrarlo a "personas indebidas"

"Según la acusación emitida, el acceso y la recopilación de información clasificada, cooperación con estados hostiles, escribir una carta al presidente de los EEUU, y emitir propaganda contra el régimen de la República Islámica de Irán, son otras acusaciones de Jason", afirmó la abogada.

Rezaian fue detenido junto a su esposa, Yeganeh Salehí, corresponsal del diario emiratí The National y una fotógrafa independiente que había trabajado para The Washington Post y su esposo, todos ellos excepto Salehí con doble nacionalidad iraní-estadounidense.

La fotógrafa y su esposo fueron liberados semanas más tarde, mientras que Salehí fue puesta en libertad bajo fianza a principios de octubre pasado.

Teherán no reconoce la doble nacionalidad, por lo que no ha permitido a ninguno de los estadounidenses tener acceso a asistencia consular.

Desde que el periodista fuera detenido, el Gobierno de EEUU no cejó de pedir su liberación, al tiempo que calificó como "absurdas" las acusaciones contra el periodista.

El director del The Washington Post, Martin Baron, también ha asegurado reiteradamente que los cargos contra el periodista son "absurdos e insultantes" y pidió que se retiren todos las acusaciones contra Rezaian y su esposa.

Además, Baron también denunció en un editorial publicado en su diario las "injusticias" que han rodeado todo el caso y el hecho de que el juicio sea a puerta cerrada, lo que impedirá a Rezaian recibir "la atención que precisa".

A principios de mayo, el portal de peticiones ciudadanas Change.org había recogido más de 400.000 firmas para pedir a Irán la liberación "inmediata e incondicional" de Rezaian, en una iniciativa que fue apoyada por el presidente de EEUU, Barack Obama, y por numerosos periodistas de todo el mundo.

El último informe sobre Irán de Reporteros Sin Fronteras sostiene que en Irán hay 65 periodistas y blogueros detenidos, la mayoría acusados de delitos como "atentar contra la seguridad nacional", "hacer propaganda contra el Estado", "difundir falsedades" o "perturbar el orden público".

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha