eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

Los policías y guardias civiles piden armas largas y más control en mezquitas para mejorar la lucha contra el yihadismo

Los principales sindicatos policiales y asociaciones profesionales de la Guardia Civil han puesto en común cuáles son sus propuestas para mejorar la lucha contra el terrorismo yihadista en España. Consultados por Europa Press, sus sugerencias van desde un mayor control en las mezquitas para prevenir mensajes radicales, mejores armas a mejoras a la hora de compartir la información.

- PUBLICIDAD -

Desde el Sindicato Unificado de la Policía (SUP) basan sus propuestas en reforzar con más personal las unidades destinadas al análisis de la información relacionada con el yihadismo. "Literalmente no dan a basto para leer todo lo que tienen. Tienen abiertas un montón de operaciones y sienten que no pueden darle el tratamiento adecuado", advierten.

Por otro lado se refieren al control de los mensajes radicales en algunas mezquitas. Advierte el SUP de que en este caso la Policía necesitaría leyes para poder llevar a cabo ese control con más garantías. En ese sentido lamenta las "carencias" en la reciente reforma de Ley de Enjuiciamiento Criminal cuyas últimas modificaciones entrarán en vigor el próximo mes. "No hay que hacer demagogia con la inmigración, se puede ser solidario y mantener un estricto y adecuado control. No está reñido", considera este sindicato.

EXPERIENCIA ANTITERRORISTA

Por parte de la Confederación Española de la Policía (CEP), su secretario general, Antonio Labrado, ha apostado por la creación de un sistema único de Inteligencia a nivel europeo para ahondar en la cooperación internacional. Ha recordado que "hay países como Bélgica que tienen hasta seis niveles de servicios de Información" o naciones que, a diferencia de España, "no tienen experiencia de luchar contra el terrorismo en sus territorios".

Otras de las ideas aportadas por Labrado es hacer un censo sobre todos los yihadistas que se han desplazado desde Europa para combatir en el extranjero. En una cumbre de Interpol celebrada este miércoles en Sevilla el responsable de este organismo policial internacional dijo que de los cerca de 25.000 'foreign fighters' que ha recibido Estado Islámico en los últimos años, menos de 6.000 están fichados por las policías occidentales.

Otro punto en el que ha hecho hincapié Labrado son las mezquitas. Ha querido dejar claro que no comparte que estos centros sean un caldo de cultivo para la radicalización y asume que la mayor parte de la captación se produce actualmente en las redes sociales. Pero pide un control más exhaustivo para evitar que puedan albergar mensajes de odio.

En ese sentido, ha propuesto que la Policía pueda participar en reuniones de fieles musulmanes o dar charlas incluso en las mezquitas para advertir de este riesgo al estilo de lo que hacen los agentes de Participación Ciudadana de la Policía Nacional en las escuelas para prevenir otros delitos como el acoso entre menores.

ARMAS LARGAS

Desde la Unión Federal de la Policía (UFP), su portavoz, José María Benito, ha centrado sus propuestas en mejorar los medios con los que cuenta la Policía comenzando por recordar la reducción de más de 10.000 policías desde que comenzó la crisis debido a que las nuevas incorporaciones son muy inferiores a las jubilaciones.

Benito ha aclarado que eso no quiere decir que un atentado yihadista pueda ser consecuencia de esa reducción de plantilla, pero asegura echar en falta "más policías dedicados a la investigación de este tipo de terrorismo".

Propone dotar de mejores medios técnicos y tecnológicos a estas unidades y no escatimar en gastos al tiempo que ha pedido también dotar convenientemente a las unidades dedicadas a la Seguridad Ciudadana. "Los terroristas están usando rifles de asalto, nosotros no disponemos de armas largas capaces de hacer frente a este tipo de armas. Nos obligan a ponernos unos chalecos antibalas que no tenemos", denuncia.

Por su parte, la Asociación Unificada de la Guardia Civil (AUGC), asume que hay muchas diferencias entre el terrorismo de ETA y el terrorismo yihadista. A partir de ahí, además de coincidir en la falta de medios, el portavoz del colectivo, Juan Fernández, aboga por unificar efectivos: "si no ya la unificación de la Policía y la Guardia Civil, al menos sí una sola unidad de investigación de Policía Judicial para investigar este tipo de terrorismo".

Desde la Asociación Pro Guardia Civil (APROGC) apuntan también a la necesidad de reforzar las plantillas de las unidades dedicadas a la investigación del yihadismo y anuncian que ya han planteado la posibilidad de tener armas largas y "que los agentes que están a pie de calle también lo lleven".

Otro punto que APROGC considera importante en la lucha contra la inmigración ilegal y el control de las fronteras. En ese sentido, ha recordado que la aplicación de la ley y los acuerdos internacionales, especialmente con Marruecos, permiten la devolución de quienes pretenden entrar ilegalmente.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha