eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

El presidente electo de Filipinas permite que Marcos sea enterrado como un héroe

- PUBLICIDAD -
El presidente electo de Filipinas permite que Marcos sea enterrado como un héroe

El presidente electo de Filipinas permite que Marcos sea enterrado como un héroe

Rodrigo Duterte, que será investido como presidente de Filipinas el 30 de junio próximo, indicó que, aunque disguste a algunos, autorizará el entierro del expresidente Ferdinand Marcos en el cementerio de los héroes de la nación.

"Voy a permitir el entierro del presidente Marcos no porque sea un héroe, sino porque fue un soldado filipino, y con eso basta", explicó Duterte sobre una de sus promesas electorales durante una entrevista emitida anoche.

Los restos de Ferdinand Marcos (1917-89) se conservan desde 1993 en el Museo Mausoleo Marcos en Batac, ciudad de la provincia de Ilocos del Norte y situada a 388 kilómetros al norte de Manila.

El traslado al Cementerio de los héroes instalado en Fort Bonifacio, en Manila, podría hacerse el 11 de septiembre próximo, la misma fecha en la que el exmandatario hubiese cumplido 99 años si hubiese seguido vivo en vez de morir en el exilio en Hawai (Estados Unidos), según el medio digital Rappler.

Sobre las víctimas de los derechos humanos durante la dictadura que impuso Marcos desde 1972 hasta que una revuelta popular pacífica lo expulsó del poder en 1986, Duterte señaló que estos tienen las indemnizaciones dictadas por los tribunales, e insistió en que el entierro contribuirá a curar las heridas.

En 2011, la Comisión de Derechos Humanos de Filipinas, en cumplimiento de una sentencia de un tribunal de Hawai, empezó a repartir 7,5 millones de dólares entre las 7.526 víctimas que habían cumplido todos los requisitos legales, mientras que más de 2.000 se quedaron fuera.

Por otro lado, Duterte se mostró partidario de perdonar a la expresidenta Gloria Macapagal Arroyo, que gobernó el país entre 2001 y 2010 y que se encuentra detenida desde 2012 acusada de corrupción.

Los filipinos acudieron a las urnas el 9 de mayo pasado para elegir nuevos presidente, vicepresidente, legisladores y cargos provinciales y municipales.

Duterte, de 71 años, exalcalde de la sureña ciudad de Davao, ganó la carrera por la jefatura de Estado con la promesa de que será implacable con la delincuencia y la corrupción.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha