eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

El presidente brasileño Temer vuelve al trabajo tras su operación de próstata

- PUBLICIDAD -
El presidente brasileño Temer vuelve al trabajo tras su operación de próstata

El presidente brasileño Temer vuelve al trabajo tras su operación de próstata

El presidente brasileño, Michel Temer, regresó hoy a Brasilia y volvió a despachar en el Palacio de Planalto tras recuperarse de la operación de próstata a la que fue sometido el pasado viernes en Sao Paulo.

El jefe de Estado llegó esta mañana a Brasilia y, tras resolver asuntos particulares en su residencia oficial, arribó a la sede del Gobierno hacia las 11.30 hora local (13.30 GMT), informó la Presidencia.

El mandatario solo tiene previstos "despachos internos" en su agenda oficial de este miércoles pero debe reunirse con los ministros más próximos, con oficinas en el propio Palacio de Planalto, y con algunos parlamentarios aliados.

En su residencia particular en Sao Paulo, en donde se recuperó de la intervención en los dos últimos días, el presidente también aprovechó para encontrarse con colaboradores como el ministro de Hacienda, Henrique Meirelles, y con algunos legisladores.

El presidente brasileño estuvo hospitalizado durante algunas horas del miércoles de la semana pasada en Brasilia por una "obstrucción urinaria".

Temer, de 77 años, ingresó dos días después en el hospital Sirio-Libanés de Sao Paulo para una evaluación por el ya diagnosticado aumento benigno en la próstata que le provocó problemas para orinar.

El mandatario fue sometido a una operación en la noche del viernes, el domingo los médicos le retiraron la sonda vesical y el lunes fue dado de alta.

La operación obligó a los Gobiernos de Brasil y de Bolivia a aplazar la visita oficial que el presidente boliviano, Evo Morales, iba a efectuar el lunes a Brasilia y en la que estaba incluida una reunión con Temer.

El mandatario sufrió el "malestar" justo en el momento en que la Cámara de Diputados debatía la denuncia penal por obstrucción a la justicia y asociación ilícita que la Fiscalía presentó en su contra en base a una confesión de los dueños del gigante cárnico JBS.

Las acusaciones, que Temer siempre negó, fueron rechazadas el mismo miércoles por 251 votos frente a 233 en el pleno de la Cámara baja, que por imperativo de la Constitución brasileña debía avalar su eventual enjuiciamiento, y supuso un alivio para el mandatario.

En un vídeo publicado esta semana, el presidente aseguró que, tras el archivo de la denuncia, podrá centrarse en la recuperación económica del país y en el cuidado de su salud, que en las últimas semanas ha sido cuestionada.

Durante un reciente chequeo, los médicos le detectaron una obstrucción arterial coronaria "leve", pero el propio Temer negó que tuviera que ser sometido a un cateterismo para corregir el problema.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha