eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

El presidente egipcio pide a quienes tengan armas en el Sinaí que las entreguen

- PUBLICIDAD -
Liberados los 7 miembros de las fuerzas del orden secuestrados en el Sinaí

Liberados los 7 miembros de las fuerzas del orden secuestrados en el Sinaí

El presidente egipcio, Mohamed Mursi, pidió a quienes tengan armas en la península del Sinaí que las entreguen a las autoridades, tras recibir en el Cairo a siete miembros de las fuerzas del orden liberados hoy tras una semana de secuestro.

"Pido a todos los que tengan armas en el Sinaí que las entreguen. Las armas deben estar solo con las Fuerzas Armadas y el Ministerio del Interior", dijo Mursi, en una rueda de prensa en el aeropuerto de Al Maza, en la capital egipcia.

Mursi prometió que continuará los esfuerzos para lograr la seguridad y la estabilidad total del Sinaí, tras este rapto: "Esta no es una operación de corto plazo. Nuestros hijos han sido liberados sin derramamiento de una sola gota de sangre".

El presidente agradeció, además, a los miembros de tribus y a los cuerpos de seguridad su labor para liberar a los secuestrados, y subrayó que hay que trabajar para lograr un "desarrollo verdadero" del Sinaí.

Esta misma idea la transmitió el portavoz de la Presidencia egipcia, Ehab Fahmy, a la televisión estatal cuando aseguró que "la liberación de los policías y soldados no es el final del camino, sino que será el comienzo de un proceso de desarrollo global en el Sinaí".

Los rehenes fueron encontrados a primera hora de esta mañana abandonados en el desierto del Sinaí, después de que sus captores los liberaran para evitar que el Ejército lanzara una operación militar.

Fue un helicóptero castrense el que los halló cuando estaba peinando el área en su búsqueda.

El ministro egipcio del Interior, Mohamed Ibrahim, informó ayer de que unos cien grupos de las fuerzas paramilitares de la Seguridad Central y treinta vehículos blindados habían sido destinados a las zonas "más críticas" del norte del Sinaí, unos veinte kilómetros situados entre las localidades de Al Arish, Rafah y Sheij Zawed.

Allí se encontraban, según Ibrahim, más de 500 "yihadistas", supuestos integrantes de organizaciones terroristas y que estaban repartidos en treinta focos.

El ministro reveló que el secuestro se planeó hace dos meses, después de que el jeque Hamada Abu Shita, dirigente de la corriente salafista "Al Tawhid wal Yihad" (Monoteísmo y Guerra Santa), protagonizase una pelea con un oficial de la prisión cairota en la que está encarcelado.

La liberación de Abu Shita y otros "presos políticos" del Sinaí era una de las principales reivindicaciones de los secuestradores, que Ibrahim consideró "imposibles de responder".

Desde la revolución que derrocó al régimen Hosni Mubarak en febrero de 2011 se han sucedido secuestros de extranjeros y ataques contra las fuerzas del orden en el Sinaí.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha