eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

El presidente libanés critica una fatua contra el matrimonio civil en el país

- PUBLICIDAD -
El presidente libanés critica una fatua contra el matrimonio civil en el país

El presidente libanés critica una fatua contra el matrimonio civil en el país

El presidente del Líbano, Michel Suleiman, criticó hoy la fatua emitida por el gran muftí de la República, Mohamed Rachid Kabani, contra un proyecto sobre el matrimonio civil en el país, informaron medios locales.

Según Suleiman, el rechazo del muftí a ese proyecto de ley "viola el espíritu del Acuerdo de Taif", que puso fin a tres lustros de guerra (1975-1990) en el país.

"¿Cómo puede alguien atribuirse el derecho de imponerse (por una fatua) y oponerse al proyecto de ley relativo al matrimonio civil que ha sido presentado a las instituciones constitucionales?", se preguntó el presidente libanés, que defendió la libertad de quienes quieran casarse por lo civil.

Suleiman criticó así la fatua del muftí, que dictó anoche que cualquier responsable musulmán que apruebe esa norma que "amenaza la religión y la familia" será declarado "apóstata y traidor al islam" y no podrá ser enterrado de acuerdo a los ritos musulmanes.

Por su parte, el primer ministro libanés, Nayib Mikati, declaró hoy que "el matrimonio civil es un tema delicado que ha generado posiciones encontradas" y no se necesita una nueva polémica.

La controversia sobre el matrimonio civil volvió a salir a la luz en el Líbano recientemente, cuando la prensa reveló el caso de una pareja que contrajo matrimonio civil en el país en noviembre, y todavía espera que la autoridad consultiva del Ministerio del Interior lo proclame oficial.

El Líbano, un mosaico de 18 comunidades religiosas, reconoce los matrimonios civiles que se han celebrado en el extranjero, pero no los permite en el interior del país.

La lucha por la instauración del matrimonio civil resurgió en 1998, cuando el entonces presidente Elias Haraui impulsó un proyecto de ley para instaurarlo y fue aprobado por el Gobierno, pero no fue ratificado por su primer ministro, el suní Rafic Hariri, tras las críticas y amenazas de los religiosos.

Activistas han simulado en los últimos años numerosas ceremonias de matrimonio civil, pero este sigue sin ser autorizado en el Líbano, donde el poder y los principales cargos del Estado están repartidos según un sistema complejo entre las diferentes comunidades religiosas del país.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha